2018-07-10 17:07 Cristiano Ronaldo Por: Redacción MB

No le va a resultar sencillo a Cristiano desligarse del Madrid

La salida de Ronaldo del Madrid no va a ser un camino de rosas por la cantidad de contratos publicitarios que tiene



Cristiano Ronaldo es una marca. Una empresa. Y como tal no va ser fácil que cambie de domicilio fiscal. Parece que el fichaje del luso por la Juventus está cerrado, pero la operación no es tan sencilla como aparenta, ya que no se trata de un simple ‘sí’ de las tres partes afectadas, sino que detrás hay mucho más que también se ha de valorar.

Y es que con la firma del contrato que hizo Ronaldo con el Madrid, ligó la explotación de sus derechos de imagen al club hasta 2021, fecha en la que cumple dicho contrato, y esos derechos son del 40%. Además, muchos patrocinadores tienen sus contratos porque está el portugués en el Real Madrid, por lo que la desvinculación completa parece imposible que vaya a suceder.



Hasta 17 patrocinadores han apostado por el Real Madrid por la presencia del luso, por lo que su salida podría suponer un verdadero problema al propio futbolista y al club.

Además, si acabase yéndose, la explotación de ese 40% correspondiente a los derechos de imagen que se firmó en contrato también provocaría numerosas pérdidas para uno y otro.

Por eso, si se acaba confirmando su salida, en el Madrid y el entorno de Cristiano tendrán que tener muy bien atadas todos los flecos económicos, algo que no va a ser pan comido.



El incentivo fiscal que ha hecho decidirse a Cristiano

No hay ninguna duda de que el principal motivo por el que Cristiano Ronaldo ha decidido poner rumbo a la Juventus ha sido el final natural de su etapa en el Real Madrid. En un equipo que pide a gritos un cambio de líder, y con el trasfondo del conflicto con Florentino Pérez por su nuevo contrato, todas las partes han visto como la mejor solución el adiós del crack, que dejará satisfecho a ambos clubes y al propio jugador. Sin embargo, CR7 cuenta con un gran aliciente que ha sido de suma importancia a la hora de decantarse por una aventura en el Calcio.

Y es nada menos que sus ventajas fiscales, que se traducirán en el pago de una cantidad mucho menor de impuestos respecto a los que debía pagar en España y que fueron la base que sustentó la acusación contra el crack por su lío con Hacienda con el caso de fraude fiscal. Todo se explica en la Ley de Estabilidad del Bel Paese, en la que existe una norma para atraer a inversores extranjeros que beneficia, de rebote, a las estrellas del deporte.

En ella se especifica que si un contribuyente que llega a Italia, y no ha vivido allí en al menos nueve de los últimos diez años, puede obtener un impuesto sustitutivo de aproximadamente 100.000 euros para todas las rentas producidas en el extranjero, incluyendo inmuebles y contratos de patrocinio.

Sin duda, toda una ventaja para Cristiano Ronaldo a nivel fiscal, que ha tenido cierto peso a la hora de la decisión final del crack, que se materializará con su fichaje por el cuadro transalpino en los próximos días.


Deja tu Comentario