2018-07-17 08:07 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Sandro Rosell rompe su silencio desde la cárcel

El ex presidente ha concedido una entrevista a 'El Mundo'.



Mucho se ha hablado en los últimos meses de la figura de Sandro Rosell. Desde sus supuestos delitos vinculados a la Confederación Brasileña de Fútbol, pasando por su calvario en Soto del Real y las últimas informaciones sobre el supuesto hígado que habría comprado para Éric Abidal durante su presidencia. Varios de estos temas los ha abordado para romper su silencio en una entrevista a 'El Mundo', donde el ex mandatario ha estallado por todo lo que está viviendo.

Rosell asegura que lo que está viviendo "es inexplicable e inaudito. Llevo 14 meses en prisión preventiva y a la espera de juicio. Los hechos por los que se me acusa se remontan a un contrato firmado en Brasil en 2006, del cual ninguna de las empresas privadas que participó ha reclamado nada, de hecho Ricardo Teixeira, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), está en libertad dado que Brasil no ha considerado investigar nada en estos doce años", ha apuntado a dicho medio.



El presidente asegura que si le dan la libertad provisional "no sólo no voy a huir, sino que mi intención es afrontar este procedimiento para poder demostrar definitivamente mi inocencia. ¡¡¡Por supuesto que no voy a huir!!! Tengo unos padres mayores, a mi mujer y a mis dos hijas, mis hermanos, cuñados, sobrinos, lo tengo todo en Barcelona, mi ciudad de toda la vida. Además, me han embargado todo mi patrimonio fruto de mi trabajo (más de 30 millones). La juez Lamela insiste en que tengo dinero en el extranjero, lo cual es falso, pero no se molesta ni en demostrarlo. Es una mera opinión de la Policía imposible de acreditar, sencillamente porque es falsa", ha insistido.

Rosell explota contra Carmen Lamela.

De hecho, Rosell ha hecho hincapié en la figura de la magistrada Lamela: "Ha llegado al extremo de no permitirnos pagar los impuestos, por ejemplo, o incluso de negar a mi mujer que pudiera disponer de 1.500 euros mensuales (del saldo embargado) para poder atender gastos básicos en una familia. No estoy preso por haber sido presidente del FC Barcelona, pero si no lo hubiera sido no estaría aquí".

Rosell también tiene claro que existe un vínculo entre su caso y el proceso independentista catalán: "No me considero un preso político, pero creo que la política y la situación en Cataluña ha tenido y tiene un peso importante en mi caso. El Tribunal Constitucional ha llegado a inadmitir hasta dos recursos de amparo a pesar de que mi situación requiere de una seria revisión fuera de la Audiencia Nacional. Como presidente del FC Barcelona me granjeé algún enemigo, como consecuencia de mi compromiso con el club, pero no sé a quién hice tanto daño como para llevar más de 400 días en prisión sin haber sido juzgado".




Deja tu Comentario