2018-07-18 11:07 Fichajes Por: Carlos Muñiz

Neymar no se le pone al teléfono a Florentino Pérez

El fichaje de Neymar por el Real Madrid se ha enfriado por las dos partes en las últimas semanas.



A pesar del despliegue que hizo del Real Madrid al término del Mundial, enviando a emisarios a Brasil para acercar posturas con Neymar y acelerar su fichaje, lo cierto es que en este momento la operación está parada y las dos partes tienen serias dudas acerca de la necesidad de cerrarla con el pase de Neymar al Real Madrid.

Se enfría el interés de Florentino por Neymar

NI el dueño del PSG ni su presidente, Nasser Al-Khelaifi, tienen el más mínimo interés en vender a Neymar. El hecho de que en Francia no existan cláusulas de rescisión impiden al Real Madrid acogerse a una cantidad y cerrar la operación, como hizo el PSG hace un año con el Barcelona. Hay que negociar. Y Florentino Pérez se ha desanimado mucho en las últimas semanas. Ni le convence abordar una operación que entre pitos y flautas obligaría al Real Madrid a afrontar unos costes que se irían por encima de los 600 millones, ni la imagen que Neymar dio en el Mundial responde a lo que él entiende por un "fichaje galáctico", ni la actitud del jugador en el campo y fuera de él invita al optimismo. Florentino lleva todo el verano esperando a que Neymar se posicione de forma pública favorable a su pase al Real Madrid, pero el jugador no ha dado señales de vida, de ahí el envío de emisarios a Brasil para convencerle. Y no solo no ha dado resultado el "envío de tropas de asalto" a Brasil. Neymar ni siquiera se le pone al teléfono a Florentino Pérez cuando éste le llama, lo que ha acabado por convencer al presidente blanco de que Neymar no responde al perfil de líder que busca el Real Madrid en este momento. 



Después de la huída de Cristiano Ronaldo Florentino Pérez necesita vender ilusión al madridismo con un fichaje estelar, pero cada vez parece más claro que éste no será Neymar... al menos de momento. Incluso las encuestas internas que maneja el club reflejan la poca simpatía que Neymar despierta entre los aficionados madridistas, que se decantan más por Mbappé. Pero con Mbappé el Real Madrid ya llega tarde y su contratación es literalmente imposible.

Hoy El País aporta un nuevo dato. El padre de Neymar, que es el que corta el bacalao y mueve los hilos de su hijo, habría enviado un mensaje esclarecedor a un directivo del PSG, que lo ha resumido así: “El padre nos dijo que Ney está bien en París, que agradece el respaldo de la familia real catarí y que para él lo único innegociable es que quiere sentirse el jugador más importante. En esto el padre fue muy claro; su única condición para seguir es que nadie dude de que el centro del proyecto es él”.

Más claro, el agua.




Deja tu Comentario