2018-07-19 16:07 Real Madrid Por: Redacción MB

"No soy antinada": ¿A quién quiere engañar Luis Enrique?

El nuevo seleccionador ha dicho en rueda de prensa que no es antimadridista después de todo



Luis Enrique quiere caer bien ahora. Tras todos los incidentes que ha tenido históricamente con la prensa, a la que no trata bien, ahora quiere ganarse su aplauso y también el de los madridistas, esa afición que ha visto como el nuevo entrenador del equipo de todos ha clamado durante años su odio hacia la camiseta blanca

De hecho, el propio ex entrenador del Barça llegó a decir que no le sentaba nada bien la elástica del equipo merengue y ha proclamado a los cuatro vientos su antimadridismo hasta este momento, donde tiene el deber de recular.



Pero ‘Lucho’ no engaña a nadie. El ya seleccionador ha comentado que "sé lo que significa entrenar a alto nivel, a veces acertada y otras erróneas. ¿Antimadridista? No soy antinada y es un orgullo para mí representar el fútbol español. Con la edad que tengo pocas cosas hay para ser anti", a la vez que ha querido recordar que no tiene ningún problema con Sergio Ramos: "No hay ningún problema con Sergio Ramos. Necesito situarme, adaptarme y sé muchas cosas de como funciona el equipo, es un cambio que no excluye a los jugadores y nada más, a partir de ahí no sé que pasó en el pasado. Me gusta consensuar, hablar con los capitanes".

No obstante, Luis Enrique deberá medir sus palabras si realmente tiene la intención de ser el entrenador de todos, y no solo de los aficionados del Barça.

Ramos ya lanzó un aviso

Después de caer eliminados del Mundial, Sergio Ramos manifestó, como portavoz del vestuario, que tendría que haber un cambio. Ese cambio ha llegado y el propio Luis Rubiales ha querido dirigirse a los jugadores y en especial al capitán, avisando que “espero que la relación sea la mejor posible tanto dentro como fuera, porque Luis Enrique viene a que gane la Selección. Es una decisión de la junta y, a partir de ahora, los jugadores que quieran hablar con nosotros podrán hacerlo”.



Además, también ha comentado el presidente que la elección de Luis Enrique es para que haya “una persona que imponga su criterio y se le respete al 100%. Un líder que marque una pauta y no se salga nadie”.

Luis Enrique tiene claro que el líder de la Selección va a ser él, y se lo quiere dejar claro a los jugadores, en especial al capitán, Sergio Ramos, que cuenta hasta ahora con ese liderato que no había desde el banquillo.

Y es que el jugador del Real Madrid se ha caracterizado en estos últimos años por ser la voz cantante del combinado nacional, pero la llegada de ‘Lucho’ hará que esas tornas cambien, ya que Ramos pasará a ser el capitán sobre el terreno de juego, pero el liderazgo del grupo lo tendrá el entrenador, que es quien tiene que tener esta responsabilidad.


Deja tu Comentario