2018-07-19 16:07 Real Madrid Por: Redacción MB

¿Quién lanzará ahora las faltas y los penaltis en el Madrid?

La salida de Cristiano Ronaldo abre un amplio abanico a balón parado en el equipo



Si algo le sobra al Real Madrid son futbolistas de calidad. A falta de los que estén por llegar, y tras la salida de Cristiano Ronaldo, se ha abierto un debate sobre quién o quiénes serán los encargados ahora de ejecutar faltas y penaltis.

Sin duda, el equipo está capacitado para desarrollar de manera favorable este apartado del juego, ya que cuenta con futbolistas de la calidad técnica de Sergio Ramos, Kroos, Modric, Asensio, Isco y por supuesto Bale, que ahora que no está Ronaldo, será el principal encargado de lanzar las faltas a media y larga distancia con su potente zurda.



Después de 9 años en los que Cristiano ha sido el ejecutor por excelencia, ahora la plantilla respira sabiendo que van a tener otros la oportunidad, ya que desde hace 9 temporadas, el Madrid ha tenido más de 600 faltas con opción de gol de las cuales, Cristiano ha lanzado 444, un 75% de las mismas.

Bale ya se había erigido en los últimos años como el segundo lanzador, por lo que ahora pasará, por pleno derecho, a ser el primero, y por detrás quedarán jugadores como Asensio o Isco

Por su parte, parece que los penaltis serán cosa de Sergio Ramos. Lopetegui ya confiaba en el capitán en la selección, por lo que es muy probable que siga haciéndolo en el Madrid.



Bale asume el rol goleador de Cristiano

Gareth Bale tendrá una nueva oportunidad en el Santiago Bernabéu. A pesar de que terminó el curso de la peor manera, con su marcha prácticamente cantada, los dos obstáculos que le impedían tener recorrido en el Real Madrid -a excepción de las lesiones-, ya no están en la capital española. Se trata de Zinedine Zidane, quien no le dio los minutos que pedía, y Cristiano Ronaldo, que asumió el rol de líder del equipo. Con un nuevo 'statu quo' y Julen Lopetegui en el banquillo, el galés ya se ha reunido para perfilar su nuevo papel en el grupo.

Un papel que pasará, si todo va según lo previsto, por heredar la faceta goleadora de CR7, que se ha ocupado del grueso de los tantos merengues estas últimas temporadas. Sin el mayor artillero en el equipo, el galés se ha comprometido con el entrenador vasco a tomar el relevo de su ex compañero y a dar un paso más en dirección a convertirse en el nuevo líder del equipo, rol para el que el Madrid le fichó en 2013.

Sin embargo, es todo un reto mayúsculo para Bale mantener el ritmo goleador de un Cristiano que ha dejado el club merengue con nada menos que 450 goles en 438 partidos, una media que da más de una diana por encuentro. Visto que Benzema parece incapaz de tomar las riendas en este aspecto, tanto jugador como entrenador habrían acordado que una faceta del nuevo rol del jugador pasaría por asumir los goles.

Todo eso a la espera de que llegue un crack de primera fila al Bernabéu, que complementará su papel con el de un Bale cuyo protagonismo está claro que irá en aumento en las próximas semanas.


Deja tu Comentario