2018-07-27 08:07 Fichajes Por: Fede Peris

Valverde espera la llegada del último de los fichajes que pidió

El Barça, pendiente de una buena jugada en los despachos con el cuarto refuerzo.



Sale humo en los despachos del Camp Nou este verano. A la espera de que se 'coloquen' varios de los descartes de Ernesto Valverde para el proyecto de la próxima temporada, las llegadas de Arthur, Lenglet y Malcom -un fichaje por línea, a excepción de la portería- demuestran que hay voluntad en el Barça de hacer los deberes pronto. Sin embargo, todavía queda pendiente un refuerzo muy importante y que para el 'Txingurri' ya corre prisa. 

Se trata de Adrien Rabiot, probablemente el traspaso más difícil de fructificar estos meses. El motivo: la negativa de Al-Khelaïfi a negociar por un jugador formado en el PSG y que a pesar de no contar con todas las comodidades, es declarado intransferible por el propio presidente catarí, que se niega a vender uno de sus jugadores con más talento a la competencia.



Rabiot, el fichaje pendiente del Barça este verano.

Sin embargo, en el Camp Nou cuentan con la confianza de que el jeque rectifique de su postura, ya que tiene las de perder: el medio no quiere renovar y su contrato termina el próximo verano, cuando pondría rumbo a la capital catalana a coste cero. Sin duda, al club francés le sale más a cuenta sacar un buen dinero por él y dejarlo ir, pero el mandatario se sigue resistiendo, convencido de que habrá acuerdo.

A favor del Barça juega el último precedente en el entorno culé, con Willian y Malcom como protagonistas. El primero era el gran objetivo, y el segundo el plan B. Al optar por el del Girondins, de repente el Chelsea rebajó drásticamente sus pretensiones, consciente del dinero que podría perder por la venta de su crack. Pero fue demasiado tarde. Ahora, aparecen pretendidos como alternativa a Rabiot. ¿Jugará con fuego Al-Khelaïfi?


Deja tu Comentario