2018-08-07 16:08 Fichajes Por: Redacción MB

El Madrid firma al hijo de una estrella culé

El hijo de Gudjohnsen ha firmado por el Real Madrid tras pasar por el RCDE Espanyol



Andri Lucas Gudjohnsen, segundo hijo del ex jugador islandés del Barça, acaba de firmar su nuevo contrato con el Real Madrid, del que ha comentado que está muy emocionado y contento por esta nueva etapa que se abre en su futura carrera deportiva.

El islandés, que es internacional con su selección en las categorías inferiores, pasará a formar parte del equipo juvenil blanco, después de que su hermano pequeño ya se enrolara en la base del club. Así, los dos retoños del ex jugador culé, han cambiado de bando, previo beneplácito de su padre, para intentar enfilar sus carreras en el mejor equipo del mundo. Y es que Gudjohnsen, aunque estuvo en el Barça, sabe muy bien que la llamada del Real Madrid no se puede negar, y por eso ha dado este paso con sus hijos para que puedan tener un gran futuro.



Andri Lucas juega de delantero como su padre, y quiere seguir sus pasos y los de su hermano mayor, quien ya es profesional del fútbol y está jugando en la Serie B italiana.

Daniel también jugará de blanco

Daniel Gudjohnsen, hijo menor de Eidur Gudjohnsen, ex jugador de la selección islandesa y del Barça, ha fichado por el Real Madrid procedente, concretamente, del eterno rival, el FC Barcelona.

La operación se ha materializado gracias a Andry, jugador juvenil del Espanyol y hermano de Daniel, por el que estaban pujando tanto Barça como Real Madrid, habiéndose llevado el gato al agua el equipo balnco, y habiendo conllevado consigo el traspaso de su hermano pequeño, que jugará en el infantil blanco.



En el caso de Andry, ha despuntado este año en el Cadete A del Espanyol, habiendo alcanzado casi 20 goles. Mientras que Daniel, que ya estaba en el Barça, estaba considerado como una de las perlas blaugranas de futuro, pero la mala gestión, otra vez, de la directiva blaugrana, contraponiéndose con la gran gestión deportiva de Florentino, ha hecho que ambas promesas recalen en el Madrid con mucha proyección de futuro.

Daniel tiene 11 años, mientras que Andry tiene 16, y juntos formarán una nueva saga de blanco.


Deja tu Comentario