2018-08-09 17:08 FC Barcelona Por: Redacción MB

¡Ruinoso! El Madrid paga 35 millones por un portero que pudo tener gratis

El Madrid paga cara su desconfianza en Keylor Navas, el portero de las tres Champions



Se ha querido vender a diestro y siniestro que la confianza que se tiene en el costarricense Keylor Navas es total. Pero el Madrid lleva buscando un portero varios años, pese a que Keylor ha sido el titular en las tres Champions League que ha ganado el conjunto blanco.

Ahora, por fin, Florentino Pérez se ha llevado el gato al agua, pero lo ha hecho de manera ruinosa, ya que hace tan solo unos meses aseguraba a Keylor que iba a ser el portero del equipo durante muchos años y que era el mejor del mundo. Esta mañana, durante la presentación de Courtois, el discurso ha cambiado, ya que le ha dicho al belga que él es el mejor, algo normal en Florentino.




Pero hablando de dinero, el traspaso es mucho más ruinoso. Si de verdad confías en Keylor, el Madrid debería haber esperado un año más para traer a Courtois de manera gratuita, ya que finalizaba contrato el próximo año, pero la constante mala gestión del mandatario blanco ha vuelto a salir a la luz y ha quedado claro en que tras haber podido fichar a Kepa hace tan solo 6 meses gratis, prefirió dejarlo escapar para ahora gastarse, nada más y nada menos que 35 millones de euros en Courtois.

Un negocio ruinoso a todas luces.

Courtois mando a tomar por... al madridismo

Ocurrió en la celebración de la Copa del Rey de 2013 por parte del Atlético de Madrid, club en el que jugó cedido por el Chelsea antes de regresar a Londres. En medio de la celebración, Courtois tomó el micrófono y entonó la siguiente frase: "salta, salta, salta, pequeño canguro, y a los madridistas que les den por...". Un cántico al que la afición presente terminó de entonar las últimas sílabas.

No es el primero ni será el último en dejar un desplante para el club merengue antes de pasar a ser madridista. Ya lo hicieron antes Mourinho con su "ayer, hoy y siempre, con el Barça en el corazón" o el mismísimo Figo, quien en su momento cantó: "Madrid, llorones, saludad a los campeones". La historia está llena de antimadridistas a los que no les queda más remedio que lucir el escudo blanco.

La historia no podrá borrar un pasado del que hay muchos precedentes, como el de Isco, acostumbrado a lucir la camiseta del Barça. En su caso, el malagueño pagó su frustración de no fichar por el conjunto blaugrana fichando por despecho por el eterno rival.