2018-08-16 16:08 Real Madrid Por: Redacción MB

Kroos atiza con saña a su examigo Özil

El madridista ha lanzado un mensaje a Mesut Özil pos sus acusaciones de racismo en Alemania



Toni Kroos ha querido defenderse de las acusaciones del ex madridista y ex amigo de Kroos, Mesut Özil, de que en la selección germana había brotes de racismo hacia él por su origen turco.

El centrocampista blanco ha sido muy tajante y no ha consentido que Özil hiciese tales acusaciones, porque son falsas. De hecho, Özil, que se ha despedido de la selección, dijo que una de las razones era porque no le trataban bien.



Pues bien, Kroos ha querido atizarle de manera clara, y ha dicho que "la manera no fue correcta. La parte de su declaración en la que alude a cosas que no era necesario aludir se vio ensombrecida por un montón de estupideces. Creo que él sabe que no hay racismo ni dentro de la selección ni en la DFB. Por el contrario, siempre hemos apostado por la diversidad y la integración y durante mucho tiempo fue un ejemplo de ello".

Según Kroos, Özil fue criticado por su foto con el presidente de Turquía, pero el jugador del Arsenal no salió a defenderse y fue acumulando toda su rabia, por lo que, dice Kroos, "más tarde, como todos nosotros, fue criticado por el rendimiento en el Mundial. La crítica fue a veces de bajo nivel pero como jugador uno tiene que vivir con ello".

Kroos seguirá en Alemania

Con respecto a su posible retirada tras el varapalo del Mundial, el mediocentro ha confirmado que va a continuar: "Seguiré en el equipo hasta la Eurocopa 2020 y me he puesto como meta que tengamos más éxito que en el último torneo. Antes del Mundial tuve la sensación, y sigo creyendo que eso es así, de que necesito más pausas que en los últimos cinco o seis años para seguir manteniendo el mismo nivel".



Kroos no fue suficiente para Alemania

Joachim Low cambió su alineación recuperando a Özil y Khedira y fue sido traicionado. Le volvieron a fallar, una vez más en aquel encuentro ante Korea, que supuso la eliminación de Alemania. Toni Kroos trataba de poner orden mientras Reus hacía la guerra por su cuenta y Werner se peleaba sin éxito con todos los defensas. No había una idea de juego, ni talento para buscar una solución. La campeona del mundo no estuvo a la altura de las circunstancias.


Deja tu Comentario