2018-08-27 18:08 Opinión Por: Redacción MB

El aparato de propaganda blanco ya justifica los escándalos arbitrales

Una nueva temporada ha comenzado y la propaganda de Florentino Pérez sigue su auge



Ni VAR ni más justicia, ni nada. El Real Madrid siempre, pase lo que pase, va a gozar de derechos arbitrales. Tras solo dos jornadas ligueras, ya se ha podido ver cómo el conjunto de Lopetegui tiene mayores privilegios que el resto y encima la prensa madridista halaga al equipo por provocar situaciones en las que tenga que intervenir el criterio de los colegiados.



Ayer, tras el encuentro en Girona donde el Madrid vneció por 1-4 tras dos penas máximas pitadas, Lopetegui indicó que "los partidos son complejos, y más ante buenos equipos como el Girona a con muy buenos conceptos de la temporada pasada. Nos han marcado un gol han tenido y han tenido ocasión para hacer el segundo. No nos hemos encontrado dos penaltis, los hemos producido y generado por juego y en la segunda parte hemos sido merecedores de la victoria claramente", dejando claro que nadie les había regalado nada. 

Pues bien, esta frase ha sido portada en todos los medios merengues, los mismos que siempre afirman que cuando se los pitan al Barça, por muy claros que sean, le están regalando partidos y títulos.



Y es que no hay fin en esta propaganda barata que se apunta ahora a la ardua tarea de la justificación, algo que cuando sea a favor del Barça, porque los habrá, seguro que se retractan e inventan cualquier tipo de excusa que deje por los suelos ese mismo criterio arbitral.

La ridícula campaña contra Luis Suárez

El Barça ha empezado de la mejor forma este curso. Tras una pretemporada algo irregular, vistos los resultados de la gira por EEUU, el club culé ya tiene un título bajo el brazo y parte como favorito en LaLiga tras aplastar al Alavés y ganar al Valladolid en la primeras jornadas.

La situación en el club merengue es casi inversa: tras caer en la Supercopa de Europa frente al Atlético, el equipo sólo pudo ganar al Getafe sin convencer y mostrando varias carencias, entre ellas la dificultad para marcar. De hecho, tuvo que ser Carvajal quien abriera la lata. En consecuencia, la prensa merengue no ha hecho otra cosa que proyectar estos enormes defectos en el eterno rival. Y ante el Girona volvió a comenzar perdiendo.

Pero la prensa no descansa. En vez de criticar el juego de los de Lopetegui, esta vez la víctima ha sido Luis Suárez, al que han señalado por no haber marcado en el debut en Liga. La prensa blanca incide en el hecho de que cumplirá 32 años y habla de un "inicio entre sospechas", algo poco entendible, sobre todo después del impresionante Mundial que completó antes de irse de vacaciones. Dichos medios llegan a llamar "gordo" al jugador, en quien han decidido centrar sus ataques.

Unos ataques que precisamente han impulsado para que se hable lo menos posible de los problemas -estos sí, reales- que arrastra el Real Madrid de Lopetegui desde que empezó la pretemporada y que no han sabido pulir, a diferencia de los culés.