2018-08-27 17:08 Real Madrid Por: Redacción MB

Gareth Bale le lanza un aviso muy clarito a Lopetegui

Bale quiere sentirse respaldado y con galones dentro del equipo



La salida de Cristiano Ronaldo ha hecho que Gareth Bale se haya convertido en la máxima estrella del Real Madrid. Parecía que el galés estaba destinado a abandonar el club, pero el traspaso del luso ha hecho que cambien las tornas y ahora tenga mucho más protagonismo. Pero para él no es suficiente, ya que considera que si tiene los galones que le da Lopetegui, también debería ser el encargado de lanzar los penaltis para engordar sus cifras goleadores y poder ser tan importante para el Madrid como lo ha sido en estos años Cristiano Ronaldo.

Pero de momento, tres penaltis, y 0 para Bale. Las penas máximas que le han pitado al conjunto en partido oficial han sido lanzadas por Sergio Ramos y por Benzema, con lo que queda claro que Bale no entra, hasta ahora, en los planes de Lopetegui para ser el tirador.



Aún así, Bale ya lleva dos goles en Liga y al finalizar el partido de anoche en Girona, se refirió al tema de los penaltis, de los que dijo: “Me gustaría tirar penaltis, pero el entrenador elige y hay que respetar sus decisiones".

Bale se mostró satisfecho con el equipo

En relación al encuentro que hizo el Madrid, Bale manifestó que “es importante empezar bien la Liga y estamos contentos con esta victoria ante el Girona. Sabemos que el partido dura 90 minutos, no 45. Tenemos que aprovechar y marcar nuestras ocasiones. El fútbol es así", mientras que continuó sus comentarios asegurando que "estoy preparado para ayudar al equipo. Trabajamos bien juntos y hay que ganar todos los trofeos posibles".

Bale va como un tiro y él quiere sentirse importante, por lo que Lopetegui tendrá que pensar si realmente sigue sin dejarle tirar los penaltis o lo nombra el principal lanzador del equipo.



En Girona volvió a aparecer Bale

No comenzó nada bien el encuentro para el Real Madrid. El Girona FC se mostró bastante superior sobre el terreno de juego, manteniendo la posesión y practicando un fútbol ofensivo que trajo muchos problemas al club blanco, especialmente en la parcela defensiva donde no estuvieron demasiado acertados sus futbolistas. Ante este escenario, no tardó demasiado en llegar el gol inicial de los catalanes.

El que fuera canterano del Real Madrid, Borja García, anotó el 1-0 inicial aprovechando un error defensivo coral del equipo madridista. Esto no quedó aquí… porque el Girona FC lo continuó buscando, aunque no obtuvo la ‘recompensa’. Quién sí la encontró fue el conjunto que dirige desde el banquillo Julen Lopetegui, que antes de que el enfrentamiento se marchara al descanso pudo empatar.

En el minuto 39 el colegiado señaló un penalti claro de Marc Muniesa sobre Marco Asensio, una pena máxima que fue capaz de convertir Sergio Ramos con un excelente disparo a lo ‘Panenka’ que sorprendió a Bono. En este sentido, el central camero se afianza como el ‘lanzapenaltis’ del club merengue en la era post-Cristiano Ronaldo (este ya es el segundo que tira, el primero fue contra el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa).

Una vez comenzado el segundo tiempo simplemente no hubo partido. A los pocos minutos Karim Benzema convirtió un nuevo penalti que realizó la defensa del Girona FC sobre Marco Asensio. Mientras que antes de llegar a la hora del encuentro Gareth Bale fue capaz de anotar el 1-3 y dejar finiquitado el partido. El club catalán tuvo alguna ocasión, especialmente llevó peligro con una de Portu, pero Keylor Navas estuvo muy seguro.

Julen Lopetegui hizo algunos cambios para que entraran mundialistas y también para dar descanso a algunos futbolistas, mientras que en el minuto 80 Karim Benzema anotó el 1-4 definitivo después de recibir una buena asistencia de Gareth Bale. Este tanto estuvo envuelto en algo de polémica después de que el VAR estuviera durante varios minutos decidiendo sí estaba o no en posición ilegal.


Deja tu Comentario