2018-09-03 16:09 Real Madrid Por: Redacción MB

Inaceptable: el mordisco que recibió Vinicius ante el Atlético B

Vinicius Jr sacó de quicio a sus oponentes en el derbi de filiales y le propinaron un mordisco



Vinicius ya ha comenzado a demostrar el tipo de jugado que es. En el encuentro que midió al Real Madrid Castilla contra el Atleti B, el jugador brasileño fue la auténtica estrella del partido, marcando la diferencia con su calidad y haciendo dos verdaderos golazos que los futbolistas rojiblancos no encajaron nada bien.

Y es que aunque el enfrentamiento acabó en empate a 2, Vinicius ya sabe lo que es jugar en España. Su técnica va a ser admirada por gran parte de los aficionados y odiada por los demás. Y eso va a suponer que se cree una figura mediática a favor y en contra y que el odio se refleje en los rivales.



Ese odio ya ha llegado. En el partido el capitán del Atlético B, Tachi, le dio un mordisco con mucha malicia que acabó con tarjeta amarilla para los dos jugadores, algo inaceptable. Vinicius fue víctima de una agresión que no debería existir en los terrenos de juego y encima tuvo que soportar que el colegiado también le amonestara tras las quejas posteriores.

Vinicius fue el hombre del partido

A Vinicius le queda pequeña la categoría de bronce del fútbol español. Esto quedó patente en el derbi de canteras que disputaron Atlético B y Real Madrid Castilla en el Cerro del Espino. El encuentro se saldó con tablas debido, en gran medida, a la gran actuación que tuvo el joven delantero brasileño, que fue capaz de marcar los dos goles del filial madridista en un partido muy interesante.

Vinicius brilló cuando lo tenía que hacer: en un partido importante bajo la atenta mirada de Julen Lopetegui, que estuvo en las gradas del estadio de los rojiblancos. El brasileño fue un auténtico tormento para los defensores del Atlético B, que lo intentaron parar hasta con ocho faltas (únicamente contando el primer tiempo).



No tiene el problema de Odegaard

Lo tiene claro: Vinicius quiere triunfar en el Real Madrid, aunque eso suponga jugar en Segunda B hasta que consideren que está preparado. Al ex del Flamengo no le pasará lo mismo que a Martin Odegaard, que llegó con la vitola de futura estrella, un sueldo de crack consagrado (más de 3 millones por temporada) pero estaba deprimido por jugar en la categoría de bronce del fútbol español.

Vinicius quiere llegar al primer equipo del Real Madrid, pero para hacerlo deberá triunfar con el Castilla hasta que Lopetegui le considere capacitado para ascender al primer equipo.

Las mejores jugadas de Vinicius contra el Atlético B


Deja tu Comentario