2018-09-04 21:09 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El drama que vive Jesé, un muñeco roto en el PSG

De candidato potencial a Balón de Oro en el Real Madrid, Jesé ha pasado a ser el futbolista invisible del PSG. No existe.



No todos tienen la suerte de Casemiro o Mariano, que salieron del Real Madrid y regresaron por la puerta grande. Jesé, el que fue la perla de la cantera madridista, es un claro ejemplo. Su salida del Bernabéu sirvió para iniciar un auténtico calvario que ha acabado en convertirle en material de desecho del PSG.

Jesé no triunfó en el PSG, club que pagó 25 millones por él hace dos años, cuando intentó rehacer su carrera fuera del Real Madrid, tratando de encontrar los minutos que necesitaba para recuperarse totalmente de la lesión que sufrió en el Bernabéu enfrentándose al Schalke en la Champions League y que le tuvo un año apartado de los terrenos de juego. Fue cedido al Las Palmas primero y al Stoke después. Pero ninguna de las dos experiencias salió bien. 



Un potencial Balón de Oro convertido en un juguete roto

Volvió al PSG y el club parisino intentó traspasarle este verano, porque no entraba en los planes del nuevo técnico Tuchel, pero nadie se atrevió a asumir la ficha de cuatro millones que percibe el jugador canario en la capital francesa. Estuvo cerca del Nantes y del Zenit ruso, pero se echaron atrás. Como sucedió con varios clubes españoles que se interesaron por él. Tanto Nantes como Zenit negociaron el pago de la mitad de la ficha del jugador en una cesión, pero el PSG se negó. Quería traspaso o que el club receptor se hiciera cargo del cien por cien de su contrato. 

Ahora Jesé sigue en el PSG, pero como si no existiera, es el futbolista invisible. Se quedó fuera de la gira asiática, no fue inscrito en la lista de la Champions League y ni siquiera aparece entre los componentes de la plantilla en la web del club. Jesé, que tiene serios problemas personales con su expareja, que está al cargo de su hijo, afronta un futuro muy negro lleno de nubarrones. En su momento fue la gran esperanza del fútbol español, la estrella emergente de la cantera blanca, un potencial Balón de Oro... Una lesión truncó sus ilusiones y ya no volvió a ser el mismo. Ahora es un muñeco roto, material de desecho en el PSG.

Los mejores momentos de Jesé en el Real Madrid


Deja tu Comentario