2018-09-08 14:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Lío a la vista: Bartomeu exigirá "dedicación exclusiva" a Piqué

Un amplio sector de la directiva del FC Barcelona empieza a cansarse de que la ficha de 14 millones que cobra Piqué no incluya "dedicación exclusiva" al club.



Existe un profundo malestar en la directiva del FC Barcelona por las "distracciones" de Gerard Piqué, quien parece haber decidido sustituir el tiempo que le quitaban las convocatorias de la selección española, multiplicando sus actividades empresariales. Y un amplio sector de la junta directiva de Bartomeu ya está hasta el moño de sus actividades extrafutbolísticas.

El Barça le exigirá "dedicación exclusiva" a Piqué

Piqué tiene firmado con el FC Barcelona un contrato que le garantiza 14 millones anuales brutos, una cantidad que desde el club se considera más que suficiente como para exigirle "dedicación exclusiva" al Barça. De hecho, Piqué se encuentra en el segundo escalón de la banda salarial barcelonista, muy lejos de Leo Messi, pero al mismo nivel que Luis Suárez, Coutinho o Busquets. 



Lo cierto es que desde que Piqué y Shakira lograron para el Barcelona el multimillonario contrato con Rakuten, que garantiza al club azulgrana el ingreso de 220 millones por cuatro años, la directiva azulgrana, que fue incapaz de encontrar a un patrocinador de ese nivel, se siente rehén de los caprichos de Piqué, que no pidió nada a cambio de su inmenso favor, ni una pequeña comisión, pero que hace y deshace y campa a sus anchas sin que Bartomeu se atreva a llamarle al orden sintiéndose en deuda con él.

Son muchos los focos de tensión que ha ocasionado Piqué en el Barça con actuaciones que nada tienen que ver con lo que sucede en el terreno de juego. Desde declaraciones incendiarias que han afectado a la línea de floración del club, hasta participaciones de dudoso gusto en "negocios" como el del vídeo de Griezmann o su repentino interés por el mundo del tenis y la Copa Davis, que ahora mismo le tiene en Estados Unidos siguiendo en directo el Open USA.

Piqué no tiene la cabeza puesta en el Barça

Un sector de la directiva azulgrana ha convencido a Bartomeu de que hay que pararle los pies a Piqué. O es futbolista o es empresario. No gusta la imagen que está dando de "empresario que juega al fútbol por hobby en sus ratos libres". Si quiere dedicar su vida a sus negocios, que deje el fútbol y se dedique a ellos al cien por cien, pero mientras esté cobrando una ficha de 14 millones del FC Barcelona, está obligado a actuar de acuerdo a los intereses del club, lo que significa que cuando tiene descanso debe aprovechar para descansar y no para estresarse cruzando el charco para atender sus negocios. El FC Barcelona proporciona libertad total a sus futbolistas para comportarse fuera de su horario profesional, pero se entiende que Piqué se ha extralimitado con sus actividades extrafutbolísticas y que no tiene la cabeza puesta en lo que, al menos de momento, le da de comer. 




Deja tu Comentario