2018-09-08 22:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Luis Enrique recupera la mejor imagen de España (1-2)

Dos goles de Saúl y Mariano compensan el tremendo error de Nacho en el gol inglés. El estreno de Luis Enrique en Wembley ha sido de sobresaliente.



La selección de España ha vencido a la de Inglaterra en Wembley por 1-2 en el estreno del equipo español en la nueva Liga de Nacionales que, a la vez, significaba el debut de Luis Enrique como seleccionador español. El estreno no pudo ir mejor para los intereses de La Roja. Empezó marcando Inglaterra por medio de Rashford aprovechando un error garrafal de  Carvajal, pero Saúl y Mariano le dieron la vuelta al marcador asegurando el triunfo español.

El error de Nacho que pudo marcar el partido

Era el primer partido de Luis Enrique y lo ha saldado con un excelente. Todo se torció de entrada por un error de Nacho que permitió el primer gol inglés en el minuto once. Pero España se vino arriba, se sobrepuso al gazapo del madridista y se hizo con el control del partido aprovechando sus oportunidades.



España se ha sacudido las triste imagen que ofreció en el Mundial la selección confeccionada por Julen Lopetegui. Luis Enrique, prescindiendo de jugadores del Barça y recurriendo de forma mayoritaria a los del Real Madrid, ha demostrado que su amor por la defensa de la selección española está por encima de su barcelonismo o su supuesto antimadridismo. Lo cierto es que salvo el mencionado error de Nacho, dejando solo a Rasfford para que fusilara el 1-0, Luis Enrique ha sacado los mejor de los madridistas y también de los demás.

España ha practicado un juego fluido, rápido, profundo y moderno que por momentos ha recordado al Barça del triplete de Luis Enrique. Destacable la actuación de Saúl, un invento de Luis Enrique. También Rodrigo ha actuado a un gran nivel dando el primer gol y anotando el segundo. Ha sorprendido que Marcos Asensio se quedara en el banquillo, pero lo cierto es que Luis Enrique no se casa con nadie. Tampoco con este futbolista a quien el marketing madridista ha diseñado para convertirlo en Balón de Oro. De momento hay otros mejores para Luis Enrique, que ha dejado a Sergi Roberto en el banquillo. Se trataba de espantar los fantasmas culés y Luis Enrique ha dejado demostrado que no dirigirá a la selección española con el escudo del Barça puesto... aunque sea culé. 

 




Deja tu Comentario