2018-09-09 14:09 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

De Modric a Iniesta: la comparación más odiosa (y cruel)

Iniesta, con 34 años, asume que está acabado echándose a un lado y vegetando en la liga japonesa. Modric, con 33 años, vive el mejor momento de su carrera y ha acabado con el reinado de Cristiano Ronaldo y Messi en el mundo.



Luca Modric cumple hoy 33 años desde la rampa de lanzamiento que ya le ha convertido en el mejor jugador de Europa de este año y a un paso de llevarse el premio The Best y el Balón de Oro después de ganar la Champions y realizar un gran Mundial. El crack croata está en el mejor momento de su carrera. Curiosamente, un coetáneo suyo, Andrés Iniesta (sólo tiene un año más), se volvió a estrellar con el Barça en el asalto de la "imposible" Champione League, realizó un papel más que discreto en el Mundial y ha optado por la jubilación dorada en el fútbol japonés al descubrir que ya no tenía nivel para jugar en el Barça. Uno 33 años, el otro 34. ¡Pero qué diferencia más grande!

La lección de Modric a Iniesta

Luca Modric le ha dado una bonita lección a Iniesta. En una edad en la que muchos, como el propio Iniesta, piensan en la retirada o al menos en apartarse de la primera línea de exigencia, el croata del Real Madrid maravilla al mundo con su fútbol en el mejor momento de su carrera deportiva. Iniesta llevaba un par de años que ya no estaba para jugar 90 minutos ni tres partidos seguidos. Modric está a tope, para jugarlo todo y siempre.



Y eso que, en su momento, el diario Sport calificó su fichaje como una medida de distracción de Florentino Pérez para "tapar vergüenzas". La prensa culé consideró que los 40 millones que el Real Madrid invirtió en este jugador eran una vergüenza. El tiempo ha puesto a cada uno en su sitio. 261 partidos y 14 títulos después, Luca Modric se apresta a vivir su gran momento de gloria recibiendo el reconocimiento del mundo entero con el premio The Best y el Balón de Oro. 

Y mientras Andrés Iniesta vegeta corriendo a medio gas en la liga japonesa, Modric ha logrado lo que parecía imposible: acabar con el reinado de Cristiano Ronaldo y Leo Messi a nivel individual en el plano internacional. Uno asume en Japón que está acabado y que no da para jugar con los grandes a los 34 años. El otro, con 33, está que se sale. 

 



 

 


Deja tu Comentario