2018-09-09 13:09 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Fin de ciclo en la selección: Descanse en paz La Roja culé

Luis Enrique apostó por el Real Madrid en su estreno como seleccionador y le salió bien.



Cuatro titulares del Real Madrid en la nueva selección española de Luis Enrique (Carvajal, Nacho, Ramos e Isco). Sólo un jugador culé (Busquets). Se confirma el fin de ciclo culé en La Roja. El Real Madrid, dominador en Europa en los últimos años, toma el mando.

Luis enrique acaba con el ciclo culé

La selección española con Del Bosque vivió del Barça. Siempre mayoría de jugadores barcelonistas en sus alineaciones. Con Lopetegui, tres cuartos de lo mismo, aunque en menor medida. Con Luis Enrique se ha acabado el mito culé. La decidida apuesta de Bartomeu por fichajes extranjeros ha dejado al Barça sin jugadores seleccionables. Sólo Busquets como titular y Sergi Roberto como suplente, tras la decisión de Iniesta y Piqué de abandonar la selección y la medida controvertida de Luis Enrique de dejar fuera de La Roja a Jordi Alba. Nada que ver con lo que sucedía hace ocho años, cuando ocho jugadores barcelonistas disfrutaban de un papel estelar en La Roja de Vicente Del Bosque (Xavi, Iniesta, Valdés, Busquets, Puyol, Piqué, Pedro y Villa).



Por otra parte, el arrinconamiento del modelo Barça en la selección le ha venido muy bien a La Roja. Los nuevos motores, Saúl y Thiago, han permitido a España ganar en profundidad y velocidad en su juego, olvidando la obsesión por el control del balón en beneficio de la pegada mortal. Ante Inglaterra España tuvo más el balón (55% del tiempo), pero esa cifra no es significativa. Sólo demuestra un empate técnico con Inglaterra. España creó 25 situaciones de gol, muy por encima de lo que era habitual con el tradicional tikitaka que caracterizaba a La Roja en su época culé. Y es que Luis Enrique se ha despojado de los clichés "innegociables" que exige el juego del Barcelona para aplicar sus ideas tácticas con total libertad.

La aportación madridista ante Inglaterra

Y para acabarlo de arreglar, el rendimiento de los jugadores del Real Madrid, la base de la selección, le dio la razón a Luis Enrique en su decisión de liquidar la etapa de predominio culé. Carvajal fue el amo y señor de la banda derecha, tanto en defensa como en ataque. Sergio Ramos ejerció de capitán aportando equilibrio, solidez y seguridad a la zaga. Nacho confirmó que nadie va a echar de menos a Piqué en la selección, es el central que está llamado a completar con Sergio Ramos el centro de la zaga a pleno rendimiento. En Isco ve Luis Enrique a su Messi en la selección. Le dio libertad de movimientos y el andaluz respondió a la perfección. Sin Iniesta y David Silva, Isco está llamado a ser el faro de esta selección, en la que Asensio, que ayer saltó al césped en el minuto 67, promete ser el estilete perfecto para desbordar a los contrarios aprovechando su velocidad y talento fuera de toda duda.

Descanse en paz La Roja culé. 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Asensio, de revulsivo a estrella

El extremo izquierdo mallorquín comenzó el encuentro en el banquillo. En el minuto 67, entró al campo en lugar de Iagos Aspas, siendo el primer cambio del encuentro. Oxigenó al equipo, e incluso llegó a gozar de alguna ocasión. Su velocidad fue clave para mantener la presión ofensiva que ha restaurado Luis Enrique y que tan buenos resultados dio en la primera parte.

Nuevamente, se trata de una situación similar a la vivida con los merengues. Con tan solo 22 años, el papel de Asensio parece claro: revulsivo y con aspiraciones mucho mayores. El futuro es suyo.

 

 


Deja tu Comentario