2018-09-10 16:09 Real Madrid Por: Redacción MB

El Real Madrid capitanea el fútbol mundial

El club blanco tiene numerosos capitanes de la selecciones de sus respectivos países



Este parón FIFA ha servido y está sirviendo para seguir dejando claro que los futbolistas del Real Madrid están en un estado de forma envidiable y que son líderes en sus respectivas selecciones. Y es que, tras la larga lista de capitanes que hay en el vestuario blanco, este fin de semana se ha unido uno más: Bale, que tras portar el brazalete de Gales es el jugador número 8 del actual vestuario blanco que ha llevado esa responsabilidad en su brazo.

Y es que, además de los habituales Sergio Ramos con España y Luka Modric con Croacia, una serie de futbolistas están ascendiendo rápidamente pese a su juventud en sus países, como son Kroos y Varane, para quienes ya es habitual hacer el sorteo con el árbitro cuando visten la camiseta de su nación.



Esto cinco más Bale están acompañados de Keylor Navas, que también es capitán de Costa Rica y de Marcelo y Casemiro, que han llevado en más de una ocasión el brazalete de Brasil ante la decisión de Tite de que esa responsabilidad no cayera en un solo hombre.

Ramos asume su nuevo rol con naturalidad

El capitán de la selección habría asumido, según ha desvelado 'El Confidencial', un papel de menor peso en beneficio de una autoridad mayor desde el banquillo. Impulsado por sus métodos, aunque en el peor de los casos sus castigos ante los jugadores menos dóciles, 'Lucho' tiene claro que las órdenes se dan en los banquillos y no sobre el césped, una tesis que ya ha conseguido implantar.

Sin embargo, la convivencia entre el seleccionador y Ramos parece funcionar: no sólo hay feeling entre ambos, sino que el capitán, en un acto de responsabilidad, ha entendido que corren tiempos en los que los jugadores tienen que ceder cierto poder para reconducir el camino de un grupo que aspira a recuperar los grandes títulos que ganó hace unos años.



Habrá que ver si esta nueva distribución de los roles resulta eficaz, algo que en el Barça ya funcionó cuando Luis Enrique relevó a un demasiado blando 'Tata' Martino al frente del Camp Nou.


Deja tu Comentario