2018-09-10 09:09 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Luis Enrique ha restado poder a Sergio Ramos en la selección

El capitán de la Selección se ha amoldado a una nueva realidad en el mando.



La llegada de Luis Enrique ha supuesto un cambio importante en la distribución de los roles en la selección española. Después de las políticas más permisivas con el poder de los jugadores impulsadas por Vicente Del Bosque y Julen Lopetegui, la mano dura del técnico asturiano ha cambiado la dinámica del grupo. Sin embargo, esto no significa que haya sido para mal, tal y como demuestra el nuevo rol de Sergio Ramos.

El capitán de la selección habría asumido, según ha desvelado 'El Confidencial', un papel de menor peso en beneficio de una autoridad mayor desde el banquillo. Impulsado por sus métodos, aunque en el peor de los casos sus castigos ante los jugadores menos dóciles, 'Lucho' tiene claro que las órdenes se dan en los banquillos y no sobre el césped, una tesis que ya ha conseguido implantar.



Ramos asume su nuevo rol con naturalidad.

Sin embargo, la convivencia entre el seleccionador y Ramos parece funcionar: no sólo hay feeling entre ambos, sino que el capitán, en un acto de responsabilidad, ha entendido que corren tiempos en los que los jugadores tienen que ceder cierto poder para reconducir el camino de un grupo que aspira a recuperar los grandes títulos que ganó hace unos años.

Habrá que ver si esta nueva distribución de los roles resulta eficaz, algo que en el Barça ya funcionó cuando Luis Enrique relevó a un demasiado blando 'Tata' Martino al frente del Camp Nou.


Deja tu Comentario