2018-09-12 17:09 Opinión Por: Redacción MB

Lo que no dicen en Madrid: Luis Enrique entierra a Lopetegui

Luis Enrique hace de España un rival muy fuerte y con una idea de juego muy firme



Tal y como demostró en su etapa en el FC Barcelona, a Luis Enrique jamás le ha afectado la presión mediática ni lo que pueda pasar de las puertas del vestuario para afuera. Su forma de ser y de trabajar son muy cautas y siempre sabe lo que es mejor para el equipo.



En el Barça ya triunfó ganándolo todo, y en España ha comenzado con el mejor pe posible, ya que los dos primeros triunfos en sus dos primeros encuentros hacen que la era Luis Enrique coja forma e ilusión.

Pero ahí no queda la cosa, ya que la forma de ganar es una forma que no se veía en España desde Luis Aragonés. No cabe duda que llevamos una década con los mejores jugadores del mundo, pero la incapacidad de algunos entrenadores para sacar lo mejor de ellos mismos, ha hecho que vayamos cayendo en fases finales constantemente desde el 2012.



Por eso, la llegada de Luis Enrique hace enterrar la época de Lopetegui, que si al principio también mostraba un ápice de esperanza se fue apagando con el tiempo y con el resultadismo que atesoraba.

Convencer es ganar 6-0 a la subcampeona del mundo y Luis Enrique lo ha conseguido con el ‘tiki-taka’ y con la efectividad que este equipo tiene. Y eso ha supuesto que Lopetegui ya haya caído en el olvido.

El gran encuentro ante Croacia

Apenas 20 minutos le ha durado CroaciaEspaña. Pero Saúl abrió la caja de los truenos en el minuto 23 y ahí se acabó la selección balcánica, que se presentó en Elche con Modric y Rakitic. La España de Luis Enrique, más madridista que nunca, se ha cepillado en tres días, y con autoridad, al subcampeón del mundo y al cuarto clasificado del último Mundial a domicilio.

España ofreció una imagen muy esperanzadora. Croacia sólo creó problemas en el primer cuarto de hora, pero acabó sucumbiendo ante el vendaval rojo. La defensa, liderada por Sergio Ramos, mejoró respecto a lo visto en Wembley. El centro del campo, en donde lució Ceballos junto a Isco y Saúl, generó mucho juego y supo darle profundidad al fútbol de La Roja. Delante, Rodrigo fue un estilete y Asensio el gran héroe del partido. 

Luis Enrique no podía empezar mejor. Sabía que tenía que ponerse en manos de los jugadores madridistas y no le han fallado. Un gran seleccionador que ha sabido sacarle el máximo rendimiento a los jugadores que el Real Madrid ha prestado a la selección.¡Qué cosas!