2018-09-12 12:09 FC Barcelona Por: Fede Peris

Ya está decidido: Jordi Alba volverá a la selección española

Luis Enrique ha sacrificado a Jordi Alba en su primera convocatoria de La Roja para llevar a cabo una calculada operación de marketing cuyo objetivo ha sido borrar su fama de culé y antimadridista.



La ausencia de Jordi Alba en la primera convocartoria de Luis Enrique como seleccionador español no es producto de un ajuste de cuentas, como se ha dicho, ni de que le tenga manía al lateral blaugrana. Es el resultado de una estrategia meditada con la que Luis Enrique pretende sacudirse su fama de culé y antimadridista. Pero Jordi Alba volverá a la selección.

Una calculada operación de marketing

Es cierto que las relaciones que mantuvieron Luis Enrique y Jordi Alba en el FC Barcelona no fueron precisamente excelentes. Pero el trato entre ellos siempre fue cordial y muy profesional. El lateral no encajó bien las suplencias a las que le sometió el técnico y así se entiende que con la llegada de Ernesto Valverde se le abriera el cielo: "Seguro que ahora me va mejor", llegó a decir.



Se ha comentado que Luis Enrique le había pasado factura a Jordi Alba por estas palabras cargándoselo de la selección. Puede que en algo ayudara, pero Luis Enrique tenía muy clara su postura para salir airoso de su reto como seleccionador español. Sabía que la prensa de Madrid, cuyas versiones son muy infuyentes en la opinión pública española, le tenía ganas. No le perdonaban sus manifestaciones culés que incluso rozaron el antimadridismo, tampoco frases como la de que "Cataluña está muy avanzada con respecto a lo que es España". Luis Enrique necesitaba, antes de empezar, liquidar los resquemores que generaba su presencia en la selección y, sobre todo, necesitaba liquidar su fama de culé y antimadridista. No hacerlo hubiera sido tanto como convertirse en el seleccionador de una parte de los españoles.

Luis Enrique ya es el seleccionador de todos (incluso del madridismo)

Luis Enrique ha sido listo y ha conseguido poner a todos de acuerdo. Empezando por los jugadores, siguiendo con los periodistas y acabando por los aficionados españoles. La convocatoria ya fue una declaración de intenciones: seis del Real Madrid y dos del Barça. Y la alineación de anoche ante Croacia disipa todas las dudas: seis madridistas y un barcelonista. Luis Enrique ha enterrado el debate de su barcelonismo y antimadridismo y ha conseguido que se le acepte como el seleccionador de todos.

En esta historia Jordi Alba ha jugado el papel de víctima. Víctima necesaria para cumplir los planes de Luis Enrique en su entrada en la selección. A partir de ahora, Jordi Alba podrá entrar sin problemas en una "selección madridista" sin romper la hegemonía blanca en La Roja.



Lo que Luis Enrique piensa de Jordi Alba

Luis Enrique no tiene dudas sobre Jordi Alba. Y la prueba es que contó siempre con él en el Barça, aunque le enviara al banquillo en alguna ocasión. Además, el técnico asturiano está convencido de que Jordi Alba puede ofrecer mejor rendimiento en la selección que Marcos López, Gayá u Odriozola, los otros aspirantes a esa posición. Y Jordi Alba volverá a la convocatoria en el momento en que Luis Enrique considere más oportuno, que podría ser la próxima ante Gales e Inglaterra en octubre. 

Por otra parte, los propios jugadores que ha convocado Luis Enrique le han dejado claro que desean el regreso de Jordi Alba, considerado de forma unánime como el mejor lateral izquierdo de España. Isco, por ejemplo, opina que con Jordi Alba y su capacidad de desdoblamiento su juego y el del todo el equipo podría verse beneficiado.

Jordi Alba ha pagado las consecuencias de una operación de marketing perfectamente calculada por Luis Enrique. Ya nadie le ve como culé o antimadridista. Conseguido el objetivo, Jordi Alba regresará a La Roja.

 


Deja tu Comentario