2018-09-14 08:09 Real Madrid Por: Fede Peris

Bofetadas en los bancos para prestarle 500 millones a Florentino

El préstamo que va a pedir Florentino Pérez para el proyecto del Bernabéu tiene varias novias



Aunque suene raro, los bancos se están rifando el préstamo que quiere pedir Florentino Pérez para hacer el proyecto del nuevo Bernabéu. Y es que tras la retirada de los inversores del IPIC para las obras, Florentino pidió a los socios financiar el proyecto endeudando al club, y desde entonces no ha parado de trabajar para tener esos 500 millones necesarios con las mejores condiciones.

En un principio, parecía que Bankia era la entidad mejor colocada para ayudar al Madrid, aunque en los últimos días se ha unido a la puja CaixaBank, que ofrece mejores condiciones de préstamo al Real Madrid y Florentino tendrá que decidir con qué banco acaba teniendo la deuda.




Florentino Pérez prefiere a la entidad madrileña de Bankia, aunque confía en que se haga una contraoferta tras conocerse lo de CaixaBank para, al menos, igualar esas condiciones. 

Lo que está claro es que el Madrid provoca confianza y que hasta los bancos saben que es una fuente de inversión y que no es dinero perdido con la gestión de Florentino Pérez, que está llevando el club al Olimpo del fútbol.

¿Por qué hay que pedir un préstamo?

Florentino Pérez ha estado buscando patrocinios e inversores para la construcción del nuevo estadio. Tras varios años intentando conseguir que alguien se hiciera cargo del proyecto no se ha conseguido, por lo que ahora tendrá que pedir préstamos a los bancos para que se lleve a cabo las obras.

Y para ello, lo primero que tiene que hacer es pedir permiso a los socios, que tendrán que aceptar o rechazar las medidas que se planteen que tendrán un coste de entre 400 y 500 millones de euros, por lo que se estima que el club se endeude a largo plazo.

Y así lo ha hecho público el Real Madrid a través de un comunicado oficial, en el que han expuesto todas las nuevas noticias al respecto, ya que el emisario del IPIC, que se iba a encargar de todo el proyecto, resultó ser un estafador internacional y Florentino se ha quedado sin sus inversores para el nuevo Bernabéu.

Así, y ante la falta de patrocinios, el nuevo estadio no tendrá ningún nombre comercial, por lo que la marca Real Madrid no irá asociada a ninguna empresa externa, como se había planteado en un primer momento.