2018-09-16 20:09 El Soplo Por: Fede Peris

No se habla de otra cosa en el vestuario: El exmadridista que escandaliza al Barça

Los jugadores del Barça no entienden que el colegiado Del Cerro Grande no se atreviera a expulsar a Illarramendi, que se pasó toda la segunda parte repartiendo leña. ¿Está la Liga preparada para que la gane el Madrid?



Los jugadores del FC Barcelona salieron indignados de Anoeta por la sospechosa conducta del colegiado Del Cerro Grande y el antideportivo comportamiento del exjugador del Real Madrid Asier Illarramendi.



Illarramendi salió a jugar con la intención de hacer daño

Como ya sucedía cuando se enfrentó al FC Barcelona defendiendo los colores del Real Madrid, Asier Illarramendi salió a jugar en Anoeta ante el Barça con la clara intención de hacer daño a sus rivales. Y lo consiguió. A falta de condiciones técnicas que le permitan imponer su ley, recurre al juego sucio para evitar que los jugadores del Barça le pasen por encima. 

Illarramendi vio tarjeta amarilla en la primera mitad por una entrada sucia a un jugador del Barça. Y, lejos de contenerse para evitar una nueva tarjeta, se pasó toda la segunda parte repartiendo leña. Hasta tres veces mereció la segunda cartulina amarilla (si no la roja directa), que hubiera significado su expulsión, pero Del Cerro Grande no se atrevió a aplicar el reglamento. Tan claro estaba el tema que hasta el entrenador de la Real Sociedad, Asier Garitano, se vio obligado a sustituir a Illarra porque se veía venir que iba con los cables cruzados y a la cuarta no le quedaría al colegiado más remedio que echarlo del campo. 



Illarra, tema de conversación en el viaje de vuelta

Y para acabarlo de arreglar, el árbitro enseñó cartulina amarilla a Umtiti por una entrada infinitamente más suave que las tres de roja directa de Illarra durante la segunda mitad. En el viaje de vuelta a Barcelona no se hablaba de otra cosa entre los jugadores de Valverde. En el vestuario azulgrana existe la sospecha de que esta Liga está peligrosamente preparada para que la gane el Real Madrid, como dijo hace unos años el Cholo Simeone. La actitud contemplativa del colegiado Del Cerro Grande hacia la violencia de Illarra abona esta teoría. Contra el Barça exisdte barrta libre. La suerte para el Barça es que el Real Madrid, como ya sucedió la temporada pasada, no es capaz de seguirle el ritmo desde el principio, a pesar de contar con bula arbitral, como también pudo apreciarse en San Mamés con el penalti no señalado de Casemiro.