2018-09-17 17:09 FC Barcelona Por: Redacción MB

El PSV tiene motivos para desconfiar de Luis Suárez

Luis Suárez tiene entre ceja y ceja recuperar su olfato goleador en la Champions League



Luis Suárez ha vuelto a ser Luis Suárez. Tras un inicio de temporada en el que podía estar lejos de su forma ideal, el ‘9’ del Barça ha tardado poco en recuperar el estado y ya lleva 3 tantos en LaLiga, después del doblete que hizo ante el Huesca y de marcar el valioso gol del empate el sábado en Anoeta ante la Real, que a la postre serviría para llevarse los tres puntos gracias al tanto de Dembélé.

Por tanto, el PSV teme a Suárez por este estado de forma que está cogiendo. Además, la mala racha que lleva en competiciones continentales, donde solo lleva dos goles de los últimos 18 partidos, hace que Luis Suárez se tome el partido ante el PSV como vital. Primero porque es su encuentro número 50 en la competición, una cifra que siempre es bonita de recordar, y mucho más con gol, y segundo porque el partido para él, coge tintes personales, porque el PSV fue su máximo rival en Holanda cuando el uruguayo jugó en el Ajax.



Por tanto, el PSV se andará con mucho ojo con el charrúa si no quieren que les haga un verdadero traje.

Luis Suárez respondió a las críticas

Luis Suárez ha recibido muchas críticas en este inicio de temporada por su estado de forma. Hace dos fines de semana calló a todos los periodistas que le estaban maldiciendo con dos goles en la victoria del Barça ante el Huesca, y en una entrevista a RAC1 ha comentado que se siente perfectamente.

Y en este sentido, el charrúa ha sido muy contundente, y ha dicho que no le molesta que lo critiquen, ya que “me molesta más cuando mi hijo me pregunta porqué no marqué, que lo que diga la prensa. La verdad es que un delantero convive con el gol, pero yo me caliento conmigo cuando no rindo con el equipo o siento que no estoy bien. Errar los goles puede pasar, a veces le pegas mal y los haces”.



Posteriormente, ha dicho que las críticas no tenían ningún sentido, ya que “llevaba cuatro días entrenando cuando jugué contra el Sevilla. Obviamente que iba a estar lento, que iba a estar pesado. Después contra el Alavés te vas sintiendo mejor, ante el Valladolid lástima del campo, y después ya estás al 100 por cien”.


Deja tu Comentario