2018-09-18 08:09 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El Real Madrid es fuerte ante los débiles y débil ante los fuertes

Los datos revelan que el merengue se ha convertido en un equipo mediocre.



La Champions ganada gracias a los errores del portero del Liverpool han sido el último gran motivo para alimentar la supuesta hegemonía del Real Madrid en el panorama nacional y europeo. A estas alturas, los merengues siguen presumiendo de, al parecer, ser el mejor equipo del continente, aunque la realidad es muy distinta: el club blanco se ha convertido en uno de los más mediocres.

Prueba de ello es el hecho de que el equipo de Lopetegui no ha estado a la altura de los compromisos importantes que ha tenido que hacer frente hasta ahora, y que sólo han sido dos: su racha de victorias en Liga, contra equipos débiles, se ha visto frenada cuando ha llegado un rival de importancia como el Athletic Club. Los vascos lograron frenar al equipo blanco y por poco no se llevan la victoria.



El Real Madrid no da la tallla ante los equipos exigentes.

Quien sí lo hizo fue el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa, en otra demostración de que la supuesta hegemonía merengue sólo se sustenta en los partidos con los equipos más modestos de las competiciones en las que participa. La cruda realidad para los de Lopetegui es que siguen sin estar a la altura cuando tienen enfrente a un rival que les exige.

Incluso en el Real Madrid reconocen que no dan la talla: "Nos faltaba apoyo, mover más la pelota, con más rapidez, meter balones entre líneas", apuntó Sergio Ramos, tras el 1-1 en San Mamés, mientras que Lopetegui añadió que tuvieron "demasiada precipitación, hemos cometido errores. En la segunda hemos jugado con más calma. En la primera no hemos terminado de leerlo bien".


Deja tu Comentario