2018-02-08 09:02 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Las últimas novedades sobre el nuevo Bernabéu

Varias jaquecas aquejan a Florentino para resolver de una vez por todas la remodelación del estadio.



El Real Madrid tiene varios deberes por hacer. No solo en el plano deportivo, donde los hombres de Zidane sólo optan a conquistar la Champions después de caer eliminados en Copa del Rey y autodescartarse en la lucha por LaLiga, hoy a 19 puntos del liderato. Por lo que respecta a la plantilla, a las altas y a las bajas e incluso a las renovaciones hay mucho trabajo por delante, pero menos preocupante es una jaqueca que aqueja el presidente merengue desde hace mucho más tiempo: la remodelación del Santiago Bernabéu. Y es que las malas noticias se le acumulan a Florentino, que está viendo que el Nuevo estadio que tiró adelante costará que sea una realidad.

Las dificultades legales que está suponiendo aprobar el proyecto son uno de los principales incordios para el Real Madrid, que por suerte hace apenas unas semanas logró que se aprobara el proyecto de la mejora del entorno, aunque todavía no ha sido publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Esto supondrá, una vez publicado, un gasto cercano a los 13 'kilos' para adaptarse a estas normativas. Sin embargo, el club merengue deberá hacer frente a las alegaciones, que llegarán seguro para alargar todavía más el proceso.



La búsqueda de un patrocinador, el mayor de los problemas.

Sin embargo, la principal fuente de preocupación no son las trabas y los impedimentos del proyecto en sí, sino la falta de un patrocinador que pueda avalar económicamente la obra. Iba a ser CEPSA, pero 'IPIC' retiró los 400 millones que iba a destinar para hacer posible el faraónico proyecto, después de no estar de acuerdo con las modificaciones que se habían propuesto con tal de hacerlo viable legalmente -se suprimía un centro comercial, un hotel en la Castellana...

El principal problema merengue es ahora mismo no poder hacer frente a los costes de su propio plan. Hasta que el cuadro blanco no dé con un nuevo promotor que deposite su confianza en la viabilidad del proyecto, todo apunta a que por mucho que se avance en cuanto a permisos, la realidad del Nuevo Bernabéu todavía será un sueño por cumplir.


Deja tu Comentario