2018-09-21 11:09 Prensa Merengue Por: Fede Peris

¿Josep Pedrerol culé? Aquí pillamos su antibarcelonismo

Josep Pedrerol debería dejar de mentir a su audiencia y titular su programa "Jugones del Real Madrid"



Una equivocación intencionada ha dado pie en las redes sociales para que Josep Pedrerol se lave la cara haciéndose pasar por culé. Nada más lejos de la realidad. Los hechos (y las palabras) lo desmienten. Es posible que no sea madridista (aunque sí florentinista, él sabrá por qué), pero lo que es seguro es que es antibarcelonista. Algo en su interior le lleva a rabiar contra el Barça todos los días de su vida. Lleva muy mal los éxitos culés.

"¡Qué bueno es Cristiano, caray!"

Pedrerol sigue enamorado de Cristiano Ronaldo. Sigue festejando sus goles en la Juventus como si fueran golazos, aunque sólo haya empujado el balón a un metro de la línea de gol. "¡Qué bueno es Cristiano, caray!", se le escapó tras su estreno goleador con la Juve en la cuarta jornada del campeonato. Le cuesta cambiar el chip. Ya no es necesaria la propaganda barata porque Cristiano Ronaldo ya no es el candidato del Real Madrid para el Balón de Oro



Lo que sí parece haber entendido Pedrerol es que ahora toca vender humo con Vinicius. Un "megafichaje" jugándose el físico en Segunda B encuentra en sus programas tratamiento de mito de la Champions League. Es su estilo. Propaganda en estado puro. 

El titular de Pedrerol para la exhibición del Barça ante el PSV

El Barça ganó por 4-0 al PSV en su estreno en la Champions League, con tres goles de gran nivel de Messi y otro estratosférico de Dembéle. Ya se las ingenió Pedrerol para rebajar la euforia culé relegando el tema lejos de la apertura del programa Jugones con un asunto que tenía ya 30 horas de antiguedad. Fue en el minuto 4 de programa cuando apareció el Barça. Y lo más importante, su tema de portada sobre el partido fueron los incidentes protagonizados en la calle por hinchas de ambos equipos. Al amarillismo de Pedrerol le regalima la sangre por los colmillos cuando hay imágenes de tortas. "Los ultras han vuelto a ensuciar el fútbol", dijo. Y él, una vez más, ensució un programa de deportes con mamporros a discrección que nada tienen que ver con el deporte. "La violencia ha vuelto al Camp Nou, los ultras tienen atemorizado a todo un barrio". Ese era el titular de Pedrerol para la exhibición del Barça ante el PSV.

Y a los 8 minutos de programa el presunto culé colocó la información propiamente dicha del Barça-PSV como plato de segunda mesa, ya en la parte de la morralla. Y liquidado en dos minutos con tres vídeos en los que no le quedaba más remedio que admitir el mérito del gol de falta de Messi y el de Dembélé. Y, eso sí, luego cuatro vídeos para la llegada de Cristiano Ronaldo a Valencia, dos minutos más del tiempo destinado al FC Barcelona en su estreno de Champions League.



Después de comprobar el trato de "relleno" que el informador pseudoculé concedía al Barcelona, había que compararlo por el tratamiento que en el mismo programa se concedía al estreno del Real Madrid en la Champions con un 3-0 ante la Roma, un gol menos de los que logró el Barça frente al PSV (4-0).

Pedrerol: "¡Hala Madrid!"

Empezó el programa con dos videos de Mariano, el nuevo héroe galáctico de Florentino Pérez. Nada podía impedir que el excelso Real Madrid abrirera su programa. Y siguió con ocho vídeos de su adorado Cristiano Ronaldo. Total, ocho minutos de apertura entre los dos. Y luego, siete minutos más para loar la excelencia del Real Madrid de Lopetegui ante la Roma con siete vídeos. Al pobre Valencia, que venía en la parte del relleno, lo liquidaron con dos vídeos.

Josep Pedrerol es muy libre de apostar por el Real Madrid de Florentino Pérez, de darle el doble de cobertura que al Barça, condenado a la parte de la morralla, y de destacar lo bueno blanco limitando su interés por el Barça a todo lo que tenga que ver con miseria y porquería. Mientras le guste a su audiencia, adelante. Está en su derecho. 

¡Pero que no presuma de culé! Ya está bien de que el adoctrinamiento de Atresmedia, la tele de Planeta, tome a la audiencia por idiota.


Deja tu Comentario