2018-09-21 15:09 Real Madrid Por: Redacción MB

Lopetegui le abre la puerta a la titularidad a Odriozola

Lopetegui no ha querido dar pistas sobre la posible titularidad del vasco ante el Espanyol



Mañana, en el partido liguero frente al Espanyol, es muy probable que Álvaro Odriozola, uno de los fichajes de este verano, debute por fin en partido oficial con la camiseta blanca. 

El ex de la Real Sociedad tendrá la ocasión de hacerlo por la baja de Dani Carvajal, que tal y como ha dicho su entrenador, tiene unos problemas y no podrá estar en la lista: "Tiene un problemilla y no estará para mañana. Trataremos de recuperarle para el partido de Sevilla".



Por lo tanto, y ante la ausencia de uno de los pilares más importantes en el equipo y el estilo Lopetegui, la oportunidad de demostrar toda su valía le ha llegado a Odriozola.

El joven lateral llegó para ser suplente del madrileño, y aunque no ha tenido la regularidad que deseaba, ya que en un principio indicó que su pensamiento es que venía para ser titular, el partido ante el Espanyol debe servir para que se revele y muestre todas sus cartas de cara a la afición, que está deseando verlo, y a Lopetegui.

Lopetegui, descontento con Marcelo

El Real Madrid ha arrancado esta Liga con cambios importantes en el rendimiento de algunos de sus jugadores. En la cara buena de la moneda se encuentran Gareth Bale y Karim Benzema, que han pasado de estar más que cuestionados a ser los que más tiran del carro en el equipo en este nuevo curso, donde algunos roles han cambiado. En el lado opuesto de la moneda se encuentra un jugador imprescindible que sin embargo está mostrando un rendimiento que deja que desear en este tramo inicial de temporada, algo de lo que Lopetegui ha tomado nota.



Se trata de Marcelo. El lateral derecho es un fijo en el once merengue desde hace años, y el hecho de que sea el segundo capitán recalca su importancia. Sin embargo, el técnico vasco no está para nada convencido con su rendimiento estos últimos partidos, consciente de que el brasileño puede aportar muchísimo más, tanto en defensa como en ataque desde el carril diestro.

Los datos que promedió en San Mamés no fueron para nada buenos: 11 pases malos, hasta 15 balones perdidos y ningún pase al área rival. De su voluntariedad dice mucho el hecho de que no sufriera ni tampoco cometiera ninguna falta. Además, con 53 pases, fue el zaguero que abrió menos balones a sus compañeros en todo el encuentro, algo que el equipo sufrió.


Deja tu Comentario