2018-09-21 16:09 FC Barcelona Por: Redacción MB

Messi y Suárez están más cómodos con Dembélé que con Neymar

El ataque del Barça vuelve a ser un tridente muy temido con la entrada de Dembélé



Hace algo más de un año, el Barça pagó una millonada por Ousmane Dembélé. El fichaje creó más expectación por el coste que supuso que por lo que se conocía del futbolista que procedía del Borussia Dortmund.

Sin duda, todo el mundo sabía que el francés era una apuesta de futuro y que su tremenda calidad no iba a pasar desapercibida, pero el curso pasado no fue su año. Dembélé arrastró muchas lesiones y no llegó a estar 100% metido en toda la temporada, por lo que, incluso a principios de verano, llegó a especularse con su venta.



Finalmente, Valverde se plantó y dijo que Dembélé no se iba a ningún lado. Y fue un acierto total. El galo se ha reinventado en este verano y ahora es una pieza fundamental en los planes del técnico, ya que está siendo de los mejores futbolistas de lo que llevamos de campaña para el equipo.

De hecho, sus compañeros en el tridente demuestran estar más cómodos con él sobre el terreno de juego que nunca lo estuvieron con el anterior inquilino de esa posición: Neymar. Y es que aunque la amistad de Suárez y Messi con Neymar sobrepasaba el compañerismo, lo cierto es que con Dembélé se respira más entendimiento y se traduce en goles, ya que entre los tres han marcado 15 goles a estas alturas de temporada, algo que con Neymar nunca se produjo, ya que la media con la MSN en los años que compartieron delantera quedó en 13 tantos.

Los datos goleadores del Barça

El Barça de Valverde ha empezado la temporada de forma inmejorable: cinco victorias en cinco partidos oficiales y un título. De hecho, algunos de los resultados son de lo más espectaculares (a Huesca (8-2) y PSV Eindhoven (4-0)). Sin embargo, la clave de todos estos encuentros la encontramos en la segunda mitad de los partidos.



En las tres victorias ajustadas, los goles de los segundos tiempos han servido para decantar marcadores desfavorables o empatados hacia la victoria final. Sin duda, una buena demostración de que el conjunto de Valverde no desiste nunca y confía en su capacidad para crear peligro antes o después.

En seis partidos disputados oficiales, el Barça ya ha marcado 20 goles, una cifra arrolladora que denota el poder ofensivo de los azulgranas. De ellos, solo 5 han llegado en las primeras partes. 15 se han marcado tras los descansos, siendo la franja del cuarto de hora final, del minuto 75 al final del partido, la más provechosa. Se han celebrado 7 goles, por cuatro del tramo entre el inicio de la segunda parte al 60' y otros 4 entre la hora de partido y el 75'.

Lo más importante es que el Barça ha sabido ir de menos a más en los partidos y reconducir situaciones complicadas. La primera que se encontró fue en la Supercopa de España, cuando Sarabia adelantó al Sevilla a los 9 minutos. Piqué empató antes del descanso, pero fue en la segunda mitad cuando Dembélé, en el 79', llevó con un poderoso derechazo el título a las vitrinas del Museu.


Deja tu Comentario