2018-09-24 16:09 Real Madrid Por: Redacción MB

La falsa humildad de Messi vuelve a salir a la luz

Leo Messi volvió a dejar ver su mal perder cuando no accedió a darle la mano al árbitro tras el partido



Leo Messi sigue empeñado en ser un mal ejemplo para todos. Pese a sus cualidades futbolísticas, muchas son las ocasiones en las que se le recrimina su falta de moralidad y fair play sobre el terreno de juego y fuera de él, ya que se le ha atribuido infinidad de discusiones con compañeros, los cuales han tenido que abandonar el equipo culé o incluso han dejado de ser seleccionados con Argentina.

Y cuando pierde o, directamente no gana, Messi siempre hace una de las suyas. La última fue ayer, que tras el partido que acabó 2-2 contra el Girona por una expulsión más que justa de Lenglet, ya que mete el codo en la cara de su rival, el actual capitán azulgrana se dirigió al colegiado, Gil Manzano y le negó el saludo para despedirse del campo.



Es una falta más de respeto en la innumerable lista que ha protagonizado el argentino, que con detalles como este jamás pasará a la historia como pretende. A Messi le falta mucha más humildad de la que presume y dicen que tiene, y eso tiene que demostrarlo sobre el césped.

Lo que se calla de Messi en Barcelona

El martes pasado el FC Barcelona se llevó un partido ante un equipo que en LaLiga lucharía por meterse en la Europa League. Messi hizo un hat-trick y ya ha comenzado a recibir todo tipo de elogios por ello. Pero, ¿qué hay de verdad en esos elogios y qué calla la prensa culé?

Primero, como decíamos, Messi marcó tres goles ante un equipo infinitamente inferior. Casi de otra categoría, como se está alzando al argentino, y es que quizás lo sea, pero para partidos sin trascendencia. Messi es el Rey de los encuentros insignificantes ante equipos pequeños. Las primeras fases se le dan de muerte, pero cuando llegan los octavos... Otro gallo muy diferente canta.



Messi siempre se esconde, desaparece, y tal y cómo dijo Roncero en el Chiringuito, “Messi es el mejor del mundo en los partidos menos importantes”.

Aún así, cabe indicar que Messi no hizo el partido de su vida. Estuvo mal, como el resto del equipo, pero cuando te enfrentas a conjunto muy por debajo del nivel de Champions, al final da igual cómo estés que la victoria llegará. 

El Barça ganó, sí; Messi marcó, sí, pero el PSV no mide el nivel de nadie.

Messi siempre marca como local

Otro de los datos relevantes de lo que llevamos de temporada y que vuelven a desafiar la grandeza de Messi es que los 8 tantos que ha marcado desde que iniciara el curso han sido en el Camp Nou. 

Qué curioso... El ‘Mesías’ no es profeta lejos de su tierra. No sabe cómo ayudar a su equipo cuando sale de su feudo, y lo que es peor, tiende a desaparecer.

En Barcelona se llenan la boca diciendo que Messi es el mejor del mundo, y junto a la frase de Roncero de que lo es en los partidos menos importantes, hay que sumar que también lo es ante rivales de poca monta y siempre en su estadio.


Deja tu Comentario