2018-09-27 09:09 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Análisis: Las razones del naufragio del Real Madrid en Sevilla

Varios datos explican la debacle merengue en el Sánchez-Pizjuán.



Una pésima primera parte y un segundo tiempo sin reacción condenaron a un Real Madrid que no sólo perdió la ocasión de asaltar al liderato de LaLiga, sino también de demostrar que es un equipo que no falla en las grandes ocasiones. Una temporada más, el Sánchez-Pizjuán ha sido el escenario del derrumbamiento merengue, esta vez de forma preocupante. Son varios los motivos, sustentados por datos, que explican el por qué del naufragio blanco en la capital andaluza.

Quizá el principal pecado cometido por los de Lopetegui fue la falta de intensidad, una constante durante todo el partido que condujo al precipicio al conjunto madridista: ante un rival crecido como el Sevilla, necesitado de una victoria para creer, los visitantes no dieron en ningún momento la sensación de querer ir a por los tres puntos, y se dejaron vencer en cada jugada.



La falta de intensidad, mal de males en el Real Madrid.

Fue justamente esta baja intensidad lo que condujo a errores más concretos e importantes. Por ejemplo, la presión de los blancos se diluyó, y el conjunto hispalense pudo jugar a su antojo sin prácticamente oposición, una gran facilidad que los de Machín -quien dio una lección táctica a Lopetegui- usaron para alcanzar fácilmente la portería merengue. La defensa hizo aguas, hasta el punto de que un 3-0 resultó una buena noticia...

A pesar de que todo el equipo estuvo negado, varios nombres han quedado señalados, como el de Marcelo o el de Benzema. El lateral no sólo falló en los goles rivales, sino que además mostró cierto pasotismo a la hora de defender que condenó definitivamente al equipo. A la postre, terminó lesionado. Por lo que respecta al francés, los 'fantasmas' del pasado regresaron y volvieron a hacerle desaparecer: ya lleva cuatro partidos sin ver puerta y empieza a parecerse al de la temporada pasada.


Deja tu Comentario