2018-09-27 16:09 FC Barcelona Por: Redacción MB

Piqué estuvo más pendiente de la Copa Davis que del Leganés

El partido de Piqué en Butarque dejó muchas críticas, ya que no estaba concentrado al 100%



Hoy se ha firmado el acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid y la empresa que dirige Piqué y que se encarga del nuevo formato de la Copa Davis de tenis, que este torneo se disputará durante los dos próximos años en la capital española.

Y precisamente en eso parecía estar pensando el futbolista en el partido de anoche ante el Leganés. El Barça cayó derrotado por 2 goles a 1 y ambos tantos fueron errores del central culé, que no estaba concentrado para la causa y le preocupaba más el acto de la firma de su contrato tenístico de hoy que el partido de ayer.



Y ya van dos encuentros consecutivos, porque el fin de semana ante el Girona también fue el artífice de los goles del equipo contrario, cometiendo fallos garrafales que supusieron el empate de los de Eusebio.

Piqué debería centrarse más en lo que está haciendo con el Barça y dejarse las actuaciones extradeportivas para otras personas o para otros momentos, porque eso hace que pierda toda la credibilidad que le ha costado ganarse en el Camp Nou.

Piqué quiere enriquecerse con el tenis

Gerard Piqué no da puntada sin hilo y su llegada al mundo del tenis va a dejarse notar. La entrada del grupo Kosmos, cuyo presidente es el propio Piqué, en el mundo del tenis va a remover los cimientos de este deporte, y lo hará desde la perspectiva más económica posible. Piqué quiere revolucionar el mundo de la raqueta a base de millones.



Según la información publicada por The Telegraph, la idea de Piqué se llama 'Majestic Cup'una competición revolucionaria. Esta competición pensada por Kosmos  nacería como un torneo de tenis entre 64 jugadores en el que el campeón se llevaría todo el premio, mientras que los 63 jugadores restantes no se embolsarían ni un solo céntimo.

Pero el premio no sería un premio 'normal', si no que sería un botín de 8,5 millones de euros. Una absoluta locura si tenemos en cuenta que este mismo año, el US Open ha dado el mayor premio de la historia la ganador, y apenas eran 4 millones de euros. Toda una demostración de intenciones.

Al igual que pasa con algunos torneos de póker -de los que Piqué es gran aficionado- la idea de un torneo abierto con un gran bote otorga un aliciente mayor. Un premio metálico que realmente haga poner a todos los grandes tenistas en acción. El torneo no tendría carácter oficial, sino que se trataría de una exhibición, cuya fecha más probable sería la semana después del US Open, en la que hasta este año se disputaban las semifinales de Copa Davis. 


Deja tu Comentario