2018-10-01 09:10 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Los problemas del Barça parten de la defensa

La fragilidad en la zaga blaugrana alcanza estadísticas récord.



Disputadas siete jornadas de Liga, el Barça ha mostrado su mejor y su peor cara. Las victorias solventes con las que se empezó el curso abrieron paso a la derrota ante el Leganés y a los empates contra el Girona y Athletic. De hecho, estos tres encuentros han sido los últimos, de los que el equipo culé sólo ha sumado dos puntos -sobre nueve posibles-. Una mala racha que tiene como factor clave las concesiones defensivas, que han alcanzado cifras récord.

Y es que el Barça ha encajado ocho goles en siete partidos del torneo, una estadística que deja una media de más de un tanto en contra por encuentro. Hay que remontarse trece años atrás para dar cuenta de un curso con un arranque tan malo en cuanto a goles rivales encajados: en la 2005/06, con Rijkaard en el banquillo, el equipo azulgrana había encajado 10 dianas con los mismos partidos jugados.



Cabe añadir que entonces la respuesta fue buena, y el equipo terminó levantando LaLiga y la segunda Champions de su historia en París. Lo chocante es que hace cuatro años, con el grueso de la plantilla actual y Luis Enrique como técnico, el Barça logró alcanzar la octava jornada sin ninguna diana en contra.

La gran jaqueca culé esta temporada.

A pesar de que algunos rivales no han podido ver puerta ante los culés, otros han podido marcar más de un tanto y de hecho el Barça ha encajado en los últimos cinco encuentros del torneo doméstico, una realidad que cada vez deja más en evidencia el planteamiento de Valverde desde el punto de vista de la zaga.

El estado de forma de Piqué, la roja a Lenglet ante el Girona, y ahora la baja de Umtiti son factores que nada ayudan a contrarrestar unos problemas que pueden terminar condenando al equipo.




Deja tu Comentario