2018-10-02 23:10 Real Madrid Por: Fede Peris

Tres postes y cero goles: El Madrid pierde la pegada (1-0)

El CSKA marcó en el minuto uno y el Real Madrid fue incapaz de neutralizar ese gol durante los 89 minutos restantes.



No podía empezar peor el primer desplazamiento del Real Madrid en su camino hacia la Decimocuarta en el Metropolitano. Apenas un minuto de juego ha bastado para que el CSKA se adelantara en el marcador aprovechando un despiste colectivo en la zaga blanca que tuvo su origen en un error en el pase de Kroos, algo que es noticia.

Pero así empezó el partido. El Madrid salió con Keylor Navas en la portería y Reguilón en la banda de Marcelo en lugar de Odriozola, y se presentaba con las bajas de Marcelo, Isco, Bale y Sergio Ramos, a las que se unió Modric, que empezó el partido desde el banquillo. El gol ruso de Vlasic supuso un jarro de agua fría para el Real Madrid. Y los hombres de Lopetegui no lograron salir del estado de shock hasta pasados veinte minutos de partido.



Los postes de Benzema y Casemiro

El CSKA aprovechó para intentar subirse a las barbas del campeón de Europa y lo consiguió por momentos. Pero poco a poco el Real Madrid empezó a carburar, se hizo con el mando del partido y la posesión del balón y el CSKA se echó para atrás sin más objetivo que defender el resultado.

Casemiro y Benzema enviaron el balón al poste mientras Lucas Vázquez conseguía profundizar y generar peligro por su banda buscando a Benzema, que se convirtió en la única referencia atacante mientras Asensio y Ceballos le daban movilidad al juego con constantes intercambios de posiciones.

La lesión de Carvajal y la entrada de Odriozola

A la media hora de juego Carvajal, que aguantó hasta el minuto 43. Se fue por su propio pie, aunque al cuerpo médico no le llegaba la camisa al cuerpo, dado que Carvajal había reaparecido en la última jornada de liga ante el Atlético de Madrid.



Y ahora sí, Odriozola, al que Reguilón había desbordado en la suplencia de la banda izquierda, entró en el campo por Carvajal. 

Tras el descanso no cambió la tónica del partido. El Real Madrid dominando, el CSKA defendiendo como podia. Lopetegui se jugó el todo por el todo en el minuto 57. Lucas Vázquez y Casemiro dejaron sus puestos a Modric y Mariano para darle más mordiente al ataque blanco.

El Madrid buscó y buscó el gol del empate. Asensio, Benzema, Modric y Varane lo tuvieron en sus botas. También Mariano, que sumó el tercer poste madridista de la noche. Pero el  balón no quiso entrar. 

Tercer partido consecutivo del Real Madrud sin anotar un solo gol. Hoy ha habido un problema de mala suerte. Pero tres partidos seguidos son muchos.


Deja tu Comentario