2018-10-03 23:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

Messi y el Barça ponen en pie a Wembley con una lección de fútbol (2-4)

Extraordinario partido de un Barça disciplinado, solidario y brillante con un Messi excepcional, motivado, comprometido, líder y bigoleador.



Sencillamente memorable. El Barça ha pasado por Londres ofreciendo una lección magistral de fútbol. Y Wembley, una vez más, se ha rendido anrte el mejor futbolista de la historia. Leo Messi no necesita el Balón de Oro ni The Best. Su marketing está sobre el césped y hoy la afición inglesa ha descubierto que en el mundo hay futbolistas muy buenos, pero luego está Messi, que es otra cosa.

Messi ha sido el futbolista total

Leo Messi ha realizado hoy en Londres uno de los partidos más completos de su vida. Al margen de los dos goles (5 en 2 partidos de Champions League), hace cosas que no están al alcance de nadie. Ha salido enchufadísimo al partido después de los tres encuentros consecutivos sin victoria que arrastraba su equipo. Y ha ejercido de capitán tirando de sus compañeros y enseñándoles el camino a base de talento con el balón en los pies y sacrificio sin él. Compromiso en estado puro.



Ha bajado a la defensa a cortar balones, ha creado jugadas desde el centro del campo y las ha culminado. Ha luchado como nunca y ha mostrado un compromiso que permite pensar que esta Champions League, esta sí, tiene color blaugrana. 4-0 al PSV y 2-4 al Tottenham. Mejor no se podía empezar.

Dos postes más: 9 palos en 10 partidos

Y la cosa pudo ser aún más gloriosa porque Leo estrelló dos balones al poste en dos jugadas marca de la casa similares, desbordando en diagonal a cuantos defensas le salían al paso. 

El Barça ha ganado con autoridad en donde el pasado año dobló la rodilla el campeón, Real Madrid. Y es que este Barça está diseñado para llegar al Metropolitano en mayo y sumar su sexta Copa de Europa. Hoy Valverde ha apostado por un 4-4-2, lo que generará debate entre los puristas del cruyffismo y el guardiolismo. Y le ha salido requetebién. Ha dejado a Dembélé en el banquillo y ha colocado en su lugar a Arthur para dominar con autoridad el centro del campo. Arthur ha protagonizado un gran encuentro aportando toque y convirtiéndose en el lugarteniente ideal para Leo Messi.



Dos minutos han sido suficientes para que el Barcelona expresara en Wembley a qué había ido a Londres. Jugada de Jordi Alba por la derecha y remate final de Coutinho desde fuera del área aprovechando que el portero Lloris había salido a por uvas. El Barça era el dueño del partido. Tocaba la pelota sin agobios y los jugadores del Tottenham se limitaban a mirar y admirar lo que hacían sus rivales. Y poco después llegó el 0-2 en una jugada iniciada por Coutinho y rematada por Rakitic con un derechazo desde fuera del área que se coló con violencia en la portería de Lloris después de tocar en el poste.  Golazo de bandera... aunque el bueno sea Modric.

El partido era un auténtico festival para el Barça. Luego, en la segunda parte, llegaron los dos postes seguidos de Messi (ya lleva nueve en dos partidos esta temporada). Y cuando mejor estaba jugando el Barça ha llegado el 1-2 de Kane en el minuto 51 aprovechando un error de Semedo. Pasábamos del 0-4 al 1-2. Pero poco duraría la alegría inglesa porque cinco minutos más tarde Leo Messi culminaba una jugada coral de todo el equipo anotando el 1-3. 

Messi cierra el partido con dos golazos

Parecía que el partido quedaba visto para sentencia, pero los Spurs anotarñian un segundo tanto en un disparo afortunado de Lamela que rebotó en la mano de Lenglet desviando su trayectoria y descolocando a Ter Stegen a media salida. El alemán, por cierto, volvió a ser decisivo con un par de intervenciones que le hacen ser el digno portero de un equipo de muchísimo nivel. 

Con el 2-3 los ingleses se crecieron y pasaron a dominar territorialmente, aunque lo cierto es que sin mucho peligro. No merecía el Barcelona sufrir en los últimos minutos después de los méritos contraídos a lo largo de todo el partido. Pero Messi se encargaría de poner las cosas en su sitio anotando el 2-4 a poco de final en otra jugada coral que le dejó solo delante del portero, al que fusiló sin contemplaciones.

El Barça no podía empezar mejor su andadura en campo contrario en la Champions League. Wembley es una plaza fuerte que siempre conviene conquistar. Si el público inglés ha acabado rendido ante el nivel del juego colectivo del Barça,también ha quedado cautivado por los fenómenos paranormales que puede ofrecer Leo Messi. Pero lo suyo no es magia, es real. Lo de hoy de Messi ha sido una soberana bofetada a los tontos que sostienen que el mejor jugador del mundo es Modric. Los mismos que antes opinaban igual sobre Cristiano Ronaldo. Messi se ha gustado y todos lo hemos disfrutado. Todos menos los amargados que se empecinan en negar la realidad. Messi no habrá ganado un Mundial pero lo que ha hecho hoy en Wembley no lo hace nadie. 

 

Ficha técnica

Tottenham, 2 - FC Barcelona, 4

Tottenham

Lloris, Trippier, Alderweireld, Sánchez, Davies, Wanyama (Dyer, 57'), Winks, Lamela (Llorente 79'), Lucas, Son (Sissoko 66') y Kane

FC Barcelona

Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Arthur (Arturo Vidal 87'), Busquets (Vermaelen 91'), Rakitic, Coutinho (Rafinha 83'), Messi y Luis Suárez

Árbitro

Felix Zwayer. Amonestó a Alderweireld, Wanyama, Lamela, Dier y Kane en los locales y a Arthur y Busquets en los visitantes

Campo

Wembley, lleno, 82.000 espectadores.


Deja tu Comentario