2018-10-08 20:10 FC Barcelona Por: Fede Peris

Florentino Pérez se ha equivocado gravemente con Lopetegui y el tiki taka

Si Florentino Pérez quería convertir al Real Madrid en una versión barata del mejor Barça jugando al tiki-taka, lo ha conseguido.



Florentino Pérez, acostumbrado a llevarse por delante todo lo que le viene en gana, tuvo este verano una desagradable sorpresa cuando hasta cinco entrenadores le dijeron que no querían ponerse en nómina del Real Madrid tras los anuncios de Zidane y Cristiano Ronaldo de su fuga traicionera.

Lopetegui es plato de quinta mesa

De acuerdo con sus principios fundamentales basados en los fichajes galácticos, Florentino buscó glamour para su banquillo, pero desde Mauricio Pochettino a Jurgen Klopp, pasando por Massimiliano Allegri y Joachim Low, le dieron calabazas. Nadie quería entrenar al Real Madrid. Al menos nadie de entre los candidatos que le gustaban a Florentino Pérez. Se encontró compuesto y sin novia con el verano ya avanzando. Todo un golpe bajo a su autoestima. Y entonces decidió que a falta de tortas bueno es el pan.



Y arrancó de la selección española a su seleccionador a dos días de iniciarse el Mundial. Poco le importó el tremendo perjuicio que causó con su decisión al fútbol español -como se pudo comprobsar durante el Mundial-, a Florentino Pérez sólo le importa él y lo que cuelga de él -en este caso el Real Madrid- y arrambó con Lopetegui. Otra cosa no había. Y si a Rubiales o a los aficionados españoles no les gustaba, que se aguantaran.

Florentino ficha a un discípulo de Guardiola

Lopetegui no era "el deseado". No era ni el primero, ni el segundo, ni el tercero ni el cuarto de la lista. Pero no había otra cosa. Y Florentino Pérez, tan admirador de Mourinho en su momento, ni se planteó que con Lopetegui estaba fichando a un discípulo de Guardiola, un amante del tiki-taka, un obseso de la posesión del balón y del pase en corto. Quien fichó a Lopetegui no cayó en la cuenta de que este Real Madrid no está diseñado para el toque en corto y que esta plantilla responde a la filosofía de la pegada: contragolpe, velocidad, tres pases y gol.

Y eso no es lo que ofrece Lopetegui, que quiere que su Real Madrid juegue como el Barça de Guardiola, pero sin tener a Messi, a Xavi, a Iniesta y a Busquets. Por eso empieza a sobrarle Casemiro, que no se parece a Busquets. Y no acaba de disfrutar de Ceballos, que no es Iniesta. Tampoco Bale participa en su juego como podría hacerle Messi, y Kroos no entiende el fútbol como Xavi.



El Real Madrid, intentando jugar como el Barça

El mundo al revés: el Real Madrid queriendo hacer suya la filosofía del Barça... sin saberlo hacer. No es culpa de Lopetegui, que está en su derecho de morir con las botas puestas defendiendo sus ideas. La responsabilidad es del lumbreras al que se le ocurrió ir a buscar a Lopetegui para convertir al Real Madrid en una versión barata del Barça.  

En eso no pensó quien lo fichó. Estaba tan preocupado con las calabazas que le daban los deseados de verdad, que no se paró a razonar si Lopetegui es el entrenador que necesita el Real Madrid. ¿Qué deben pensar Mourinho y Guardiola desde Manchester viendo a este Real Madrid obsesionado con la posesión de balón y sin ver puerta durante cuatro partidos seguidos?


Deja tu Comentario