2018-10-13 07:10 Real Madrid Por: Fede Peris

Gareth Bale se cargó a Zidane del Real Madrid

Zidane y Florentino Pérez pactaron en enero la venta de Bale, pero el presidente se echó atrás tras la final de Kiev y el técnico se sintió traicionado.



Gareth Bale fue el desencadenante final del adiós de Zinedine Zidane al Real Madrid. El técnico francés pactó con Florentino Pérez su venta para el pasado verano, pero al final el presidente se echó para atrás y el técnico francés, sintiéndose traicionado, optó por dimitir.

A Zidane le sobraba Bale

Zidane era consciente de que la plantilla tricampeona de Europa que manejaba en Valdebebas necesitaba nuevas aportaciones externas y que era necesario sacrificar a alguna de las estrellas para mantener el nivel tanto en España como en Europa. Las constantes lesiones de Bale pusieron de los nervios al técnico, que, al no poder contar con él de manera regular, prefirió apostar por Isco o Asensio. Y el final de temporada de Bale, siempre en el banquillo, ya daba una pista de los planes que el técnico tenía para la estrella galesa.




El objetivo de Zidane, al margen de la Champions League, era crear un equipo competitivo para luchar también por la Liga, una competición que la temporada pasada dejó al equipo blanco en la tercera posición a 17 puntos del campeón. Y para luchar por el torneo de la regularidad Zidane quería a jugadores regulares, que aguantaran la exigencia de 38 partidos a un nivel mínimo de excelencia. Y ese no era el caso de Bale, que además cerraba el paso a Isco y Asensio y, por otra parte, no conseguía sintonizar con Cristiano Ronaldo.

La final de Kiev hace cambiar de opinión a Florentino

Florentino había aceptado la petición de Zidane, según informa El País, pero el golazo de chilena del galés en la final de Kiev ante el Liverpool asustó a Florentino, que se echó para atrás. ¿Cómo voy a vender a Bale después de este golazo?

La información sostiene que en el mismo palco de Kiev Florentino explicó a su entorno más próximo que "Bale es mejor que Cristiano porque marca las diferencias en las grandes citas". A la misma hora, sobre el cesped, Bale, con la Champions en las manos, amenazaba: “necesito jugar todas las semanas y eso no ha sucedido con Zidane. Tengo que sentarme con mi agente y ver qué hago. Estoy muy decepcionado por no haber sido titular”".

Florentino propone a Neymar y Zidane a Hazard

El pacto entre Zidane y Florentino se produjo en el mes de enero. El acuerdo entendía que con los 100 millones que podría sacar el club por Bale podrían reforzar la plantilla de manera conveniente. Y cuando Florentino informó a Zidane que el primer objetivo era Neymar, el técnico aprobó la decisión, aunque advirtió que él prefería a Hazard, a quien conoce muy bien de su época francesa. También ofreció su opinión favorable sobre Salah y Kane. Cualquiera menos Bale, a quien consideraba tácticamente disperso, irregular e individualista.

La misma fuente sostiene que Zidane se sintió ofendido, después de ganar tres Champions League en tres años, porque el club cambió de opinión sobre Bale sin informarle a él. Fue entonces, el 30 de mayo, cuando Zidane acudió a las oficinas de ACS para reunirse con Florentino y planificar la temporada, cuando el presidente se llevó un susto de muerte al recibir la noticia, meditada a irreversible, de que quería abandonar el club. Trató de convencerle, pero todo fue en vano. Zidane no perdonaba la afrenta de Bale.