2018-10-10 09:10 Real Madrid Por: Administrador

Lopetegui se ha ganado a pulso su cese

El cambio de estilo del equipo ha terminado cavando su propia tumba en el banquillo.



La temporada que vive el Real Madrid es del todo extraña. Por un lado, el equipo merengue está atravesando una de sus peores rachas en años: cuatro partidos sin ganar, con tres derrotas y un empate insuficiente. Por no decir como empezó la temporada: perdiendo la Supercopa de Europa a manos del Atlético. Sin embargo, gracias a los tropiezos del Barça, el equipo de Lopetegui sigue muy vivo en todas las competiciones, aunque este no es el gran problema al que se enfrenta el club y que le costará, si no hay sorpresas, el puesto al técnico vasco.

La gran crisis se encuentra en el juego más que en el resultado. A su llegada, Lopetegui introdujo un juego de posesión que rompía con la estructura más vertical propuesta durante la era Zidane. Largas posesiones, control en el centro del campo... una serie de características que el tiempo ha demostrado que no es el ADN merengue. Los resultados, como no podía ser de otra manera, han dado cuenta de esta realidad.




El gran error de Lopetegui: cambiar el estilo.

Son múltiples las consecuencias negativas de este cambio tan importante en el estilo de un equipo consolidado: fragilidad defensiva, poca fluidez de cara a la delantera y una enorme crisis goleadora, agravada por la falta de una referencia ofensiva tras la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus. Simplemente, Lopetegui le ha cambiado la identidad a un equipo con un sello muy propio.

Un grave error que ha afectado a los demás escalones del equipo y que ha puesto al entrenador en una dificilísima tesitura: o lo remonta con una serie de buenos resultados -con especial atención al Clásico de final de mes- o su cese será casi inmediato.