2018-10-11 12:10 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Nadie quiere poner su nombre en el Bernabéu

El Real Madrid no ha encontrado ningún inversor para financiar el faraónico proyecto.



Malas noticias para el Nuevo Santiago Bernabéu. A pesar de que el proyecto del nuevo estadio está completamente definido, así como los permisos necesarios para acometer la obra y convertir el templo merengue en un estadio a la vanguardia de la tecnología y la arquitectura, el plan se ha estancado por el más fundamental de los aspectos: la falta de un inversor que quiera poner su nombre en el coliseo merengue a cambio de financiar el coste de la faraónica operación.



El Real Madrid, consciente de que iba a ser difícil conseguir su cometido, fichó al gurú del márketing Don Hopkinson, experto en el mercado de patrocinadores, para que encontrara un promotor de forma rápida y eficiente. Sin embargo, han pasado los meses y el club blanco sigue con las manos vacías, hasta el punto de que su proyecto empieza a tambalearse.

El riesgo de poner nombre al Santiago Bernabéu.

El motivo por el que ningún inversor se atreve a pagar los más de 400 millones que harán posible la reforma a cambio de poner su nombre al estadio es que creen que el Santiago Bernabéu es demasiado importante como para renombrarlo, una decisión que para muchos terminaría engullendo el nuevo 'apodo' debido a la historia y la leyenda que durante tantos años han acompañado al coliseo madridista.



Así, Florentino y compañía deberán idear un nuevo plan más eficaz para tratar de mantener el sueño del proyecto, que sin embargo no será nada fácil.