2018-10-17 18:10 Reportajes Por: Ricard Cardona

De promesa a estrella: Asensio no acaba de dar el paso

Marco Asensio no termina de dar el paso definitivo que lo convierta en estrella mundial



Marco Asensio es uno de esos futbolistas diferentes que tienen un gran futuro por delante. Pero el problema es que así lleva ya varios años, y cada vez está más integrado y jugando más en el Real Madrid pero no termina de ser el jugador determinante que se le presupone.

Es cierto que rebosa calidad en sus piernas y que en algunos encuentros ha sido la piedra angular para que el Madrid acabase ganando, pero sigue faltándole algo para dejar de ser promesa, y es que, tal y como le advirtió Zidane en su paso por el club blanco, Asensio debe olvidarse de todo lo que se diga de él y centrarse en trabajar para mejorar.



Del balear se ha dicho que va a ser seguramente Balón de Oro, que se va a convertir en la próxima referencia mundial de futbolistas, pero el tiempo va pasando y Asensio continúa sin dar ese paso al frente necesario para consagrarse en la élite debido a su juego intermitente, que le hace estar entre los mejores pero muy lejos de ser el mejor.

El futbolista ya lleva 4 temporadas jugando como profesional y se teme por un estancamiento, ya que está llamado a ser el líder del Madrid y de la Selección pero su rol sigue estando entre algodones y todavía se espera mucho más de él.

Asensio tiene que dar el golpe en la mesa y echarse al equipo a la espalda para que finalmente pueda optar a entrar entre los mejores jugadores de la historia, porque cualidades tiene de sobra.



No Asensio, 'no party'

Marco Asensio representa bastante bien lo que le sucede al Madrid actualmente. Tanto el futbolista como el equipo han ido perdiendo gas con el paso de las jornadas. De igual forma, cuando Asensio ha brillado, el equipo ha carburado. Y es que siempre que el '20' blanco ha aportado un gol o una asistencia, el conjunto madridista ha conocido la victoria esta temporada.

Desde que Asensio no encuentra la portería, el Madrid está inmerso en una crisis de juego y resultados, tan gris como la imagen que ha dado Asensio sobre el verde. Más allá de cuestiones numéricas, el mallorquín parece contagiado por la negatividad que inunda a la delantera madridista, errático de cara a portería e inseguro con el balón en los pies.

Así, sin sumar gol o asistencia en los últimos partidos, el Madrid ha acumulado cuatro tropiezos consecutivos: derrotas ante Alavés, Sevilla y CSKA y empate frente al Atlético. Dichos reveses han tenido lugar en todos los escenarios posibles: tanto en el Bernabéu como fuera de casa, en Liga y en Champions.

Cabe recordar que en la temporada pasada, Asensio experimentó las mismas sensaciones. Tras un gran inicio lleno de expectativas, después, con el paso de las jornadas, la aportación del extremo fue diluyéndose como un azucarillo.


Deja tu Comentario