2018-10-18 16:10 Leo Messi Por: Redacción MB

Destapan la faceta de Messi como dormilón empedernido

Zabaleta, gran amigo de Leo Messi, ha destapado un secreto del astro argentino que estaba bien guardado



Leo Messi tiene muy buenos amigos en esto del fútbol. Además de Neymar, Mascherano o Luis Suárez, con quien ha compartido vestuario en Barcelona, también hay otros como Zabaleta, que pese a jugar en el Espanyol, durante su etapa en la ciudad condal, entabló una gran amistad con Leo que a día de hoy sigue perdurando.

Zabaleta, ahora en el West Ham inglés, ha concedido una entrevista a un medio británico en el que ha hablado entre otras cosas de su amigo y su estancia en Barcelona: "Cuando fiché por el Espanyol resultó que Messi y yo pasamos a vivir en la misma ciudad. Él se compró una casa en Castelldefels, pero también tenía un piso en el centro de la ciudad".



Y descubriendo secretos sobre Messi, su amigo ha asegurado que es un dormilón y que aprovecha cualquier momento para echarse una siesta: "Un día fuimos a comer y cuando cogíamos el coche, siempre se dormía. Yo le pregunté: 'Leo antes de que te duermas, ¿dónde te llevo?".

Finalmente, Zabaleta acabó comentando que esa conversación tuvo continuidad: "'A mi casa de Castelldefels’, me dijo y después se durmió. Cuando llegamos, le desperté y entonces me dijo: ‘¡Aquí no! Te dije mi otra casa'. Yo le respondí: ‘No me importa, puedes dormir aquí fuera. No me hagas esto!'", aunque al final afirma que sí que le llevó, ya que sabía que dentro de su coche llevaba a un futbolista que valía 80 millones en aquel entonces.

Argentina, sin Messi, no tiene rumbo

El Barça puede darse por satisfecho en este parón por selecciones. A excepción de la lesión de Vermaelen, todo son buenas noticias: la recuperación de Sergi Roberto, el descanso de Leo Messi, ausente con Argentina... una albiceleste que este martes disputó su primer partido de peso sin su jugador estrella: el Superclásico ante Brasil. Un partido que estuvo muy por debajo de las expectativas pese al nombre de ambos contendientes.



Sin el '10' culé en el campo, el choque se hizo aburrido y nada emocionante. Se impuso el cerocerismo durante prácticamente todo el partido, hasta que Joao Miranda envió a la red un centro de Neymar en el minuto 94 ante la pasividad de la defensa argentina para decantar el choque en favor de la 'canarinha'. Un encuentro sin ningún brillo en el que nadie demostró tener buenas ideas.

Lo más preocupante en clave albiceleste es la falta de identidad de un grupo que deberá acostumbrarse a jugar sin su capitán, que no estará de vuelta hasta 2019, y que, a sus 31 años, afronta los últimos de su carrera como internacional. Dybala, Lo Celso y compañía echaron de menos a su guía, sin el cual los de Scaloni no jugaron absolutamente a nada.

En el cuadro brasileño, Arthur asumió el protagonismo en el centro del campo después de su ausencia en Rusia, y compartió puesto en la medular junto a Philippe Coutinho. Sin embargo, el ex del Liverpool no tuvo su día e hizo un encuentro para olvidar. Nunca un Superclásico había dado para tan poco.


Deja tu Comentario