2018-10-25 16:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

El mal rollo que genera Dembélé en el vestuario

Ousmane Dembélé provoca malestar en el vestuario por sus continuos retrasos a los entrenamientos



Lo de Dembélé con las horas de los entrenamientos parece no tener solución. El francés llega, a menudo, tarde a las sesiones preparatorias, lo que está generando mal rollo entre los compañeros, ya que es el único que es reincidente en este aspecto constantemente.

Así lo ha informado el diario francés L’Équipe, quien dice que Piqué ya le ha tenido que recriminar en alguna ocasión que eso no puede seguir sucediendo y que tiene que llegar a la hora marcada.



Pero no es el único motivo por el que los culés tienen entre ceja y ceja a Dembélé, ya que su pasividad a la hora de atarse las botas antes de saltar al césped también crea molestia. Ocurrió ante el Athletic Club y también ante el Sevilla, y ese gesto ya ha sido avisado por los capitanes al jugador, que parece no estar totalmente adaptado al club y a los componentes de la plantilla.

Dembélé está despertando este año en ámbitos deportivos, pero en cuanto al entorno se refiere, tiene que hacer mucho más para que termine de integrarse de manera total.

El compromiso de Dembélé

Tras la lesión de Leo Messi ante el Sevilla, Valverde llamó a Dembélé para salir al campo. A pesar de estar el equipo con un hombre menos sobre el césped, la entrada del francés se demoró demasiado. 'Dembouz' no estaba preparado y el Barça jugó con 10 varios minutos hasta que Dembélé se preparó para salir. Un hecho que podría ser anecdótico pero no lo es.



Según Sport, las palabras de Ivan Rakitic al final del partido contra el Sevilla no fueron una casualidad. El croata, a pesar de la victoria solvente sobre el equipo andaluz, tuvo palabras de críticas para algunos de sus compañeros. Unas palabras, las de Rakitic, que son sintomáticas de un problema que el vestuario ve con Dembélé.

“De cara al futuro nos hemos de preparar para hacer los cambios más rápidos. Hemos de estar preparados antes y hacer el cambio cuanto antes mejor. Hoy hemos jugado mucho tiempo con un jugador menor”, dijo en referencia a la sustitución de Dembélé por Messi, lesionado en el codo. 

Un hombre con los galones y la experiencia de Rakitic no lanza este mensaje así porque sí, y menos después de haber ganado. Las palabras del croata solo se entienden como un toque de atención a Dembélé por no estar preparado para salir tras la lesión de un compañero. Más vale que Dembélé aproveche las tres semanas de Messi para demostrar su compromiso con el equipo.

Las palabras de Rakitic esconden un mensaje claro hacia Dembélé, cuya actitud no gusta al núcleo duro del vestuario azulgrana. Veremos si la juventud del francés no acaba pesándole y da un paso al frente en los próximos encuentros.


Deja tu Comentario