2018-10-31 17:10 FC Barcelona Por: Redacción MB

La contundente respuesta del Melilla a Solari

Solari comentó que había que echarle cojones al partido ante el Melilla de la Copa del Rey



En la presentación como nuevo técnico del Madrid de Santiago Solari, el argentino dijo que su idea era ir a Melilla y jugar con dos cojones. Esa frase tuvo muchas críticas y ahora ha tenido la contra respuesta del presidente del club de la ciudad autónoma, quien en Directo MARCA ha dicho que "nosotros tenemos que echarle cojones a todos los partidos".

Así de contundente se ha mostrado Luis Miguel Rincón, presidente del club de Segunda División B que se va a enfrentar a un Madrid en crisis y que confía en alargar la mala racha del equipo, ahora de Solari.



Las palabras del nuevo entrenador blanco sobraban, ya que el partido ante el Melilla no va a solucionar ningún problema, aunque la goleada fuese histórica, y tendrá que demostrar en la competición liguera y la Champions que verdaderamente es un entrenador capacitado para dirigir a este equipo, o, tal y como se está diciendo, tan solo está de paso hasta que en el club encuentren otra figura.

Solari no ilusiona

El currículum de Solari en los banquillos no es muy esperanzador de cara a revertir la situación de crisis que se ha impuesto en el cuadro merengue. El argentino tan solo ha entrenado en el club madridista en las categorías base, siendo sus dos últimas campañas en el Castilla, donde no ha conseguido devolver, pese a los futbolistas con los que ha contado, al equipo a la segunda división del fútbol español.

Por lo tanto, y aunque guarda similitudes con Zidane, Santiago Solari no despierta la misma ilusión que despertó el francés hace 3 años, y su estancia en el primer equipo va a estar mirada bajo lupa, ya que incluso los futbolistas recelaban de su llegada y no lo querían como sustituto de Lopetegui.



No obstante, y pese a ese escaso palmarés del ex futbolista blanco, intentará dotar de nuevos aires al equipo e intentar darle la vuelta a la tortilla el tiempo que esté al mando, que puede ser solo de dos semanas.

Eso sí, Solari ya empieza con mal pie.


Deja tu Comentario