2018-11-04 19:11 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Florentino señala a Sergio Ramos y Marcelo como responsables de la crisis

El diario El País desvela que el presidente Florentino Pérez está muy molesto con Sergio Ramos y con Marcelo.



Florentino Pérez le pone nombre y apellidos a la crisis del Real Madrid y señala directamente a dos jugadores: Sergio Ramos y Marcelo.

"Desde la derrota en el Sánchez Pizjuán, hace más de un mes, en el entorno presidencial señalan que los primeros culpables de la crisis son los capitanes: Marcelo, que está lesionado, y Sergio Ramos". Así explica hoy El País la situación de crisis que está viviendo el Real Madrid y que, según esta versión, amenaza con romper la convivencia entre las dos estrellas de la plantilla y el presidente.



Sergio Ramos fue silbado ayer por el Bernabéu durante el partido que enfrentó al Real Madrid con el Valladolid. Cuando se anunció su nombre por la megafonía para ofrecer al público las alineaciones y luego durante el partido. Incluso sentó mal a la hinchada blanca que Ramos lanzara el penalti y que no dejara hacerlo a Vinicius. También entonces escuchó silbidos contra él. 

La directiva recomendó a la Grada Fans no silbar a Ramos

La relación entre Ramos y Marcelo, que ya ha iniciado contactos con la Juventus para marchar junto a Cristiano Ronaldo, con el presidente Florentino Pérez no es todo lo cordial que cabría esperar entre el presidente y dos de las estrellas más carismáticas de la plantilla. 

La Cadena SER, además, ha informado que la Grada Fans había recibido consignas del club para evitar los silbidos contra el central madridista por temor a que una pitada contra Ramos se convirtiera en el punto de partido de otra dirigida hacia el palco.



La victoria ante el Valladolid no ha calmado los ánimos y la tensión sigue presente en un club que desde la salida de Zidane y Cristiano Ronaldo no ha conseguido recuperar la normalidad que marcan los resultados favorales. El hecho de que Sergio Ramos apoyara incondicionalmente a Lopetegui, liderando en el vestuario un grupo de opinión favorable al técnico vasco, puede significar un grave inconveniente para que el Real Madrid recupere la calma con un nuevo entrenador. De momento, Ramos ya ha conseguido que Antonio Conte se eche atrás y renuncie a dirigir al Real Madrid consciente de que no iba a contar con el apoyo del capitán de la plantilla. 


Deja tu Comentario