2018-11-05 17:11 Real Madrid Por: Redacción MB

La Caixa acude en ayuda de Florentino Pérez

La Caixa le gana la batalla a Bankia y parece que será el banco que dé el préstamo para el nuevo Bernabéu



Florentino Pérez guarda una relación estrecha con La Caixa. Y eso se traduce en que el banco catalán ha tomado la delantera para dar el préstamo al Real Madrid para la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, ganándole la partida al banco madrileño Bankia. De ese préstamo se espera desde el club blanco que vaya con unas condiciones especiales.

El importe asciende a 575 millones de euros, aunque los bancos saben que no caerán al vacío porque el Real Madrid es una fuente de ingresar dinero y se les devolverá hasta el último céntimo. Por eso, La Caixa quiere cerrar ya el contrato y lavar su cara, tras trasladar su sede a Valencia por el ‘procés’.



Además, La Caixa quiere ser la elegida porque ha prometido al Real Madrid unas condiciones muy óptimas para devolver el préstamos, algo que le ha hecho colocarse en cabeza dentro del club para que finalmente sean quienes concedan el dinero.

Nadie quiso poner su nombre al Bernabéu

Malas noticias para el Nuevo Santiago Bernabéu. A pesar de que el proyecto del nuevo estadio está completamente definido, así como los permisos necesarios para acometer la obra y convertir el templo merengue en un estadio a la vanguardia de la tecnología y la arquitectura, el plan se ha estancado por el más fundamental de los aspectos: la falta de un inversor que quiera poner su nombre en el coliseo merengue a cambio de financiar el coste de la faraónica operación.

El Real Madrid, consciente de que iba a ser difícil conseguir su cometido, fichó al gurú del márketing Don Hopkinson, experto en el mercado de patrocinadores, para que encontrara un promotor de forma rápida y eficiente. Sin embargo, han pasado los meses y el club blanco sigue con las manos vacías, hasta el punto de que su proyecto empieza a tambalearse.



El motivo por el que ningún inversor se atreve a pagar los más de 400 millones que harán posible la reforma a cambio de poner su nombre al estadio es que creen que el Santiago Bernabéu es demasiado importante como para renombrarlo, una decisión que para muchos terminaría engullendo el nuevo 'apodo' debido a la historia y la leyenda que durante tantos años han acompañado al coliseo madridista.

Así, Florentino y compañía deberán idear un nuevo plan más eficaz para tratar de mantener el sueño del proyecto, que sin embargo no será nada fácil.


Deja tu Comentario