2018-11-10 07:11 Real Madrid Por: Pedro Riaño

Esta es la oferta del Manchester United por Bale

El Manchester United ya ha dado a conocer la oferta que le hará al Madrid por Gareth Bale



Gareth Bale vuelve a ser el objetivo del Manchetser United. El pasado verano acabó no saliendo del club tras la marcha de Cristiano Ronaldo, ya que el equipo no se podía permitir perder a los dos si no se traía a ningún fichaje. Finalmente no se fichó, por lo que el galés permaneció en el equipo con la intención de que por una vez se echara el equipo a la espalda y fuese el líder que tanto se ha esperado de él.

Pero de nuevo el madridismo se ha topado contra una pared. Bale no es Ronaldo y no se le puede exigir. Por lo tanto, y ante la necesidad de tener un verdadero jugador con ese rol, el Madrid ya se plantea de todas todas su venta. Y el mejor posicionado, como siempre, es el Manchester United, quien va a ofrecer 100 millones de libras por hacerse con el futbolista.



Es lo que ha asegurado Eduardo Inda en El Chiringuito, donde ha afirmado que en el Madrid están muy molestos con el futbolista y que van a aceptar esa oferta en cuanto se abra el mercado.

Además, parece que ese cabreo ya no es solo de la grada y los jugadores, sino que podría haberse extendido incluso al palco.

A Zidane ya le sobraba Bale

Gareth Bale fue el desencadenante final del adiós de Zinedine Zidane al Real Madrid. El técnico francés pactó con Florentino Pérez su venta para el pasado verano, pero al final el presidente se echó para atrás y el técnico francés, sintiéndose traicionado, optó por dimitir.



Zidane era consciente de que la plantilla tricampeona de Europa que manejaba en Valdebebas necesitaba nuevas aportaciones externas y que era necesario sacrificar a alguna de las estrellas para mantener el nivel tanto en España como en Europa. Las constantes lesiones de Bale pusieron de los nervios al técnico, que, al no poder contar con él de manera regular, prefirió apostar por Isco o Asensio. Y el final de temporada de Bale, siempre en el banquillo, ya daba una pista de los planes que el técnico tenía para la estrella galesa.

El objetivo de Zidane, al margen de la Champions League, era crear un equipo competitivo para luchar también por la Liga, una competición que la temporada pasada dejó al equipo blanco en la tercera posición a 17 puntos del campeón. Y para luchar por el torneo de la regularidad Zidane quería a jugadores regulares, que aguantaran la exigencia de 38 partidos a un nivel mínimo de excelencia. Y ese no era el caso de Bale, que además cerraba el paso a Isco y Asensio y, por otra parte, no conseguía sintonizar con Cristiano Ronaldo.


Deja tu Comentario