2018-11-07 23:11 Real Madrid Por: Pedro Riaño

El Real Madrid de Solari se apunta su primera manita (0-5)

Solari apuesta por Courtois también en Champions y deja en el banquillo a Vinicius, que sólo ha disputado la media hora final.



El Real Madrid se ha reencontrado con el gol y recupera la senda de los éxitos con una victoria inapelable en Plzen que garantiza el futuro de Solari y aporta crédito a un equipo que ha tocado fondo y que necesariamente tiene que ir a más. De momento se aclara el futuro blanco en la Champions League con este 0-5 que rearma la moral de los hombres de Solari. 

Solari apostó por Courtois en la portería saltándose el criterio de Lopetegui, que reservaba la Champions para Keylor Navas. Pero dejó a Vinicius en el banquillo y sólo le dio entrada en la última media hora de juego, con el partido ya resuelto.



Dudas en los primeros minutos

Los primeros compases del Viktoria Plzen-Real Madrid han sido muy incómodos para el equipo blanco. A los dos minutos ya se produjo un barullo en el área blanca en el que el equipo local estuvo cerca de inaugurar el tanteo a su favor. Y poco después Nacho enviaba el balón a su propio larguero en un despeje desafortunado. Y en la siguiente jugada el público reclamó un penalti de Sergio Ramos sobre Chory en el área blanca. El mismo Chory tuvo el gol en sus botas en la jugada posterior.

Nada hacía pensar a los diez minutos del partido, que el Real Madrid se pasearía en la cuarta jornada de la Liga de Campeones y aplastaría a su rival a domicilio. Tras un aviso de Bale, Benzema anotó el 0-1 en el minuto 20 con un golazo en el que se fue de tres rivales y batió por raso y por entre las piernas al meta checo.

El Real Madrid se desperezaba, se sacaba de encima el dominio inicial del Viktoria y dos minutos más tarde Casemiro cabecearía un corner de Kroos con un remate picado ante el que nada pudo hacer el meta Hruska. El Madrid empezó a gustarse con el tanteo favorable y asumió el mando del partido imponiéndose sin problemas a un rival que asumía su inferioridad.



Y llegó el 0-3, el doblete de Benzema, culminando de cabeza un córner en el que intervinieron Kroos, Ceballos y Bale. Era el minuto 37. Y tres más tarde Bale anotaría el 0-4 aprovechando un pase de Benzema.

Partido resuelto en el descanso

El partido se fue al descanso con un 0-4 inapelable que dejaba el partido resuelto. Y el Madrid tenía motivos para celebrar la primera parte. Después de tantas decepciones en los primeros compases de la temporada, hoy el equipo blanco, que con Lopetegui sufrió para ganar a este mismo rival en el Bernabéu hace un mes, disparó cinco veces entre los tres palos y anotó cuatro goles en la primera mitad. Lo que no salía con Lopetegui ya sale con Solari. 

Lo cierto es que la diferencia entre los dos equipos no era la que reflejaba el marcador, pero esa era la realidad. En la segunda mitad el Madrid ampliaría su ventaja con un golazo de Kroos aprovechando una asistencia de Vinicius, que saldría en el minuto 60 y con media hora por delante, aunque no ha aportado grandes cosas al margen de su compromiso y ganas de agradar y la comentada asistencia a Kroos.

El Madrid pudo ampliar su ventaja aunque la cosa quedó en una manita esperanzadora para Solari, que consigue el crédito suficiente como para que Florentino se olvide de buscarle sustituto. El Real Madrid afronta los dos últimos partidos de la Champions League desde el liderato de su grupo empatado con la Roma.

 

Ficha técnica

Viktoria Plzen, 0 - Real Madrid, 5

- Ficha técnica.

Viktoria Pilsen: Hruska; Rezník, Hejda, Hubník, Limberský; Procházka, Hrosovský; Havel (Petrzela, m.38), Cermak (Horava, m.61), Kopic; y Chory (Reznicek, m.80).

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Nacho, Sergio Ramos (Javi Sánchez, m.59), Reguilón; Casemiro, Kroos (Isco, m.72); Lucas Vázquez, Ceballos, Bale; y Benzema (Vinicius, m.62).

Goles: 0-1, m.20: Benzema. 0-2, m.23: Casemiro. 0-3, m.37: Benzema. 0-4, m.39: Bale. 0-5, m.67: Kroos.

Árbitro: Deniz Aytekin (Alemania). Amonestó a Nacho (53) por el Real Madrid.

Campo: encuentro correspondiente a la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Doosan Arena, lleno, ante la presencia de 11.483 espectadores.

 

 


Deja tu Comentario