2018-11-08 08:11 FC Barcelona Por: Pedro Riaño

Otra expulsión perdonada (por Aytekin) al carnicero Sergio Ramos

El árbitro Aytekin pasó por alto una agresión criminal de Ramos merecedora de expulsión.



Si los merengues criticaron la designación de Aytekin como árbitro de su partido ante el Viktoria Plzen, al final deberán agradecerle -en especial Sergio Ramos- su labor en el partido de Champions. El alemán no sólo no pitó en contra de los intereses merengues, sino que encima le perdonó la expulsión al capitán del Real Madrid tras dejar sobre el césped una horrorosa agresión de carnicero.



Ocurrió cuando sólo se habían disputado 14 minutos de partido. En una pugna, y cuando Milan Havel se encontraba detrás suyo, el de Camas dejó ir con fuerza el codo, en una acción claramente a propósito y desmesurada.

Si el golpe ya de por si fue visiblemente doloroso, la imagen que dejó en su rival puso los pelos de punta. Instantes después, se podía ver la sangre que salía de la boca del jugador del Viktoria Plzen de forma incesante, acompañada de los gestos de dolor y de incredulidad del futbolista, que tuvo que ser asistido de forma urgente para tapar la hemorragia.



El colmo lo puso Aytekin, quien a pesar de ver la jugada y de tener a varios asistentes en el césped, no sólo no expulsó con roja directa al capitán del Real Madrid, sino que Sergio Ramos quedó del todo impune tras otra asquerosa demostración de que sabe representar los valores merengues.

La horrorosa agresión de Ramos a un rival... que quedó impune.