2018-11-12 08:11 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Balaídos fue un campo de exterminio para el Real Madrid

El Real Madrid vivió una auténtica pesadilla con las lesiones en el campo de Balaídos.



Balaídos ejerció de algo parecido a un campo de exterminio contra los jugadores del Real Madrid, que sacaron del estadio del Celta un brillante resultado y un montón de lesiones, que dejan muy mermado al equipo merengue: hasta tres jugadores cayeron con dolencias en el último partido de Liga y sitúan una alarma importante en el club blanco en plena escalada en la tabla.

Los primeros en caer fueron Casemiro y Reguilón, el primero con un esguince en el tobillo derecho y el segundo con dolencias en los isquios de la misma pierna. Por si no fuera suficiente castigo, a la hora de partido Nacho se unió al club: unas molestias importantes en la rodilla de su pierna derecha le dejaron sentado en el suelo, hasta que Solari comprobó que no podía seguir y le cambió por Asensio.



El parón por selecciones, única buena noticia merengue.

También Bale quedó tocado, si bien el galés pudo continuar a pesar de arrastras molestias en su tobillo izquierdo durante buena parte del encuentro. El británico decidió forzar porque no era muy grave.

Por suerte para el Real Madrid, esta pésima noticia se une al parón de Liga por partidos de selecciones, por lo que en su regreso Solari ya podría contar con algunos de los jugadores que han ido a la enfermería.


Deja tu Comentario