2018-11-13 17:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

El calendario que le espera al Barça hasta Navidad: Duro de pelar

Tras la ventana FIFA, el Barça afronta un mes muy duro antes del parón de Navidad



El Barça volverá a jugar el próximo fin de semana de competición liguera tras la disputa de una nueva ventana FIFA y afrontará un calendario tremendamente difícil que comenzará con la complicada visita al Wnda Metropolitano tras la vuelta de las selecciones.

Aunque no será el único partido de dificultad, sin duda será el más exigente por el rival y el escenario, ya que el Atlético obligará al equipo de Valverde a esforzarse al máximo para sacar algo positivo de Madrid.



Tras el conjunto del Cholo, el Barça jugará en Champions ante el PSV Eindhoven y posteriormente recibirá en LaLiga al Villarreal. Después vendrá el encuentro más sencillo, a priori, de todos, ya que jugará ante la Cultural Leonesa la vuelta de la Copa del Rey, y después tocará derbi ante el Espanyol en Cornellà-El Prat.

Los últimos encuentros lo disputarán ante el Tottenham en el Camp Nou y los dos de Liga ante el Levante en Valencia y cerrando el año ante el Celta en Barcelona. Un calendario muy duro.

El calendario por fechas

24 noviembre: Atlético-Barça - LaLiga



28 de noviembre: PSV-Barça - Champions League

2 de diciembre: Barça-Villarreal - LaLiga

5 de diciembre: Barça-Cultural Leonesa - Copa del Rey

8 de diciembre: Espanyol-Barça - LaLiga

11 de diciembre: Barça-Tottenham - Champions League

16 de diciembre: Levante-Barça - LaLiga

22 de diciembre: Barça-Celta - LaLiga

La diferencia de motivación en el Barça

La realidad es que cuesta no pensar que la plantilla del Barcelona tiene predilección por la Champions este año. Por mucho que los jugadores insistan en que afrontan igual un partido en Europa que en LaLiga, la realidad es que partidos como el del domingo no dicen lo mismo. Y Valverde lo sabe. El Txingurri sabe que hay un problema de motivación cuando se trata de la competición doméstica.

Y es, en cierto modo, entendible. De tanto ganarla sin esfuerzo, la Liga se ha convertido en un trofeo que ilusiona menos a la plantilla azulgrana. De hecho, son muchos los partidos donde el Barça ha salido al césped sin la motivación e intensidad necesaria. Buena prueba de ello es la falta de puntos que tiene el equipo, lo que ha comprimido la parte alta de la clasificación.

Por el contrario, el Barça es otro en las grandes citas y en Europa. Los tótems del plantel se esmeran con los grandes y eso es algo que no se ve ante los equipos más modestos. Los hechos y los resultados así lo evidencian: el Barcelona se ha dejado puntos con los de Setién, Valencia, Athletic, Leganés y Girona. En total, 12 puntos. Y eso es algo que el año pasado no pasaba.

En cambio, cuando el Barça se enfrenta al Real Madrid, Inter, Tottenham o Sevilla funciona a un excelente nivel. Valverde debería preguntarse por qué solamente su equipo rinde así ante los grandes. La respuesta sale casi sola. El equipo se motiva sin problemas cuando la cita es importante mientras que cuando el partido es fácil a priori, la cosa cambia.


Deja tu Comentario